5 motivos que explican el fracaso de 'GH 17'

5 motivos que explican el fracaso de 'GH 17'

El reality por excelencia de nuestra televisión parece haberse desgastado en su última edición. Analizamos los motivos de la bajada de audiencia preguntándonos si se le debe dar un respiro al formato.

Televisión Víctor Santos Víctor Santos 06 Octubre 2016 10:10

Que 'Gran Hermano 17' no empezó con buen pie es un hecho. A la pérdida de un millón de espectadores con respecto a la gala inicial de la anterior edición, se sumó la bajada de audiencia de las galas complementarias ('El debate' y 'Límite 48 horas'), con cifras que llegaron a preocupar también en las posteriores noches de jueves. Pero no sólo es cuestión de números: el reality por antonomasia de la televisión se ha enfrentado recientemente a las críticas de sus fieles por varios asuntos. 

¿Pero qué está pasando con este 'Gran Hermano'?  El pasado martes 4 de octubre, el programa por fin consiguió remontar unos puntos de share esclanda hasta el 16,1%, pero tras casi un mes de emisión todavía no está claro que vaya a gozar del seguimiento que obtuvo ediciones pasadas, su versión VIP o de concursos como 'Supervivientes'. Analizamos las causas que explican el desencanto del público con 'GH 17'.

1 El casting inicial, que no captó la atención de la audiencia

La gala de presentación de cada edición de 'GH' suele ser un  acontecimiento anual de la cadena de Fuencarral. Y aunque es cierto que no suele pasar gran cosa, siempre surgen (o surgían) personajes que captan la  atención de la audiencia. Tal es el caso de Maite Galdeano, que en sus primeros días de concurso de 'Gran Hermano 16' consiguió acaparar la atención de todas las cámaras de la casa. Las redes se llenaron de comentarios y videos de la madre de Sofía, que, pese a las visibles ganas de llamar la atención, se metió en el juego y desestabilizó a todos los concursantes. En esta ocasión, la primera gala dejó pocos momentos cómicos, un casting muy homogéneo lleno de  jóvenes aspirantes a tronistas, y ningún individuo destacable al que seguirle el rastro. Tras varias semanas de convivencia empiezan a surgir las primeras tramas que se mantienen, pero resultan repetitivas. Tal es el caso del idilio entre Pol y Adara, que recuerda a la relación entre Suso y Sofía ('GH 16') o Paula y Omar ('GH 15'); o Bea, a la que muchos, tanto fuera como dentro de Guadalix, consideran una copia barata de Ylenia.

Conclusión: un casting que ni con refuerzos parece que vaya a dar mucho que hablar. Para intentar animar aquello, la organización se sacó de la manga el llamado Contraclub donde metieron a primeras expulsadas de pasadas entregas. La Elegida de DiosAmor Romeira ('GH 9') y María José Galera ('GH 1') regresaron a Guadalix, aunque el tiro les salió por la culata durando tan solo una gala.

2 El cambio de presentador ¿en el momento menos oportuno?

Mercedes Milá era 'Gran Hermano', y 'Gran Hermano' era ella. Este binomio parecía irrompible, pero para sorpresa de los espectadores, 'GH' decidió continuar sin ella, y quizá lo hizo en el momento menos oportuno. Probablemente,  Jorge Javier Vázquez, por reflotar concursos que parecían moribundos, era el candidato ideal a ocupar su lugar, pero no ahora. El conductor estrella de Telecinco no sólo ha presentado 'Sálvame' en su edición diaria hasta hace poco, también continúa al frente del 'Deluxe', 'Supervivientes', es jurado de 'Got Talent', lo hemos visto presentando 'Hay una cosa que te quiero decir' y hasta la fallida edición VIP de 'Cámbiame'... Una enorme saturación que ha enrabietado, más si cabe, al público fiel y purista de 'Gran Hermano', que a día de hoy sigue descontento con su elección.

Pese a su dilatada experiencia al frente de las cámaras, al popular presentador le falta naturalidad para un formato como 'GH'. Milá no tenía miedo de salirse del guion, de opinar o mojarse.

3 Una dinámica que va sobre la marcha 

Llegado a punto, y para seguir sorprendiendo a los espectadores tras tantísimos años de emisión, 'Gran Hermano' tuvo que encontrar nuevas fórmulas para reinventarse: de ahí que surgiera una casa paralela para elegir a futuros concursantes en la décima edición, la casa espía de 'GH 11', las dos casas de 'GH 12'... Más adelante vimos cómo el eslogan 'Dale la vuelta' cobraba importancia en 'GH 12+1', donde hubo dos ganadores. Los participantes concursaron en parejas en 'GH 15', y 'GH 16' fue la edición de los secretos, en la que los habitantes de la casa tuvieron que adivinar las verdades y mentiras de sus compañeros. En definitiva, desde hace unos años cada edición ha tenido una mecánica clara y diferenciada de la anterior, pero en este caso no ha sido así. Es más, en ocasiones ha dado la impresión de improvisación en función de los intereses del programa. No quedó claro si del famoso "club" podía trascender la información, y el "contraclub" tuvo que desmantelarse tras el abandono de un concursante. Esta clase de dinámica que va sobre la marcha ha sido criticada en momentos puntuales de otros años, o en la versión 'VIP' del programa, pero no tanto como en esta edición.

4 El agotamiento de tres galas semanales 

Otro de los motivos para intentar entender el agotamiento que está sufriendo 'GH' por parte de la audiencia puede ser la apuesta por 3 galas semanales en prime time y de una duración excesiva. Esta estrategia ha salido bien cuando el programa ha estado sobrado de contenido, pero siempre suele flaquear tanto al principio como en la tanda final del concurso, cuando apenas hay cosas que contar. Es más, en esta edición, sin haber si quiera nominados y  habiendo transcurrido dos días de convivencia, llegó el primer debate, un programa que en sus orígenes se emitía en el late-night de los domingos con unos pocos colaboradores.

Telecinco ha tratado de ir a lo seguro. Montar una gala de ese tipo resulta barato y, atendiendo a los datos de audiencia de otros años, consigue acabar con la competencia sin problema. Un programa que se alarga hasta las tantas de la madrugada, franja muy debilitada, eleva el share hasta picos importantes a pesar de que el número de espectadores no sea especialmente sobresaliente. 

5 Las críticas en las redes sociales

Un enemigo con el que no contaban la productora y la cadena hace unos años. Las redes sociales se llenan de comentarios con cada emisión de 'GH', y los  Trending Topics no siempre van a favor del programa. Expulsar a un concursante por comentarios hirientes hacia las mujeres o los animales, peticiones de dimisión al conductor del programa, acusaciones de manipulación, videos que no ven en la luz en ninguna de las galas... El último descubrimiento de los usuarios ha sido la supuesta relación de amistad entre Adara, una de las actuales concursantes, con un trabajador de la cadena.

La audiencia quiere jugar, la televisión ya no solo se ve a través de la pantalla, ahora se hace con otra mas pequeña en la mano. Las cadenas deben incluir a este tipo de audiencia, escucharla y afrontar las críticas. 'GH 16' se ha convertido en la perfecta diana para los dardos del espectador 3.0.

Comentarios