Buscar
Usuario

Vida

3 de los motivos que pueden hacer que tu deseo sexual disminuya

Es importante analizar el motivo que nos lleva a perder el deseo sexual: la falta de excitación o el dolor son algunos de ellos.

3 de los motivos que pueden hacer que tu deseo sexual disminuya 3 de los motivos que pueden hacer que tu deseo sexual disminuya

Foto: Envato Elements

¿Por qué tenemos épocas en las que nos apetece menos mantener relaciones sexuales? Es lógico que no siempre tengamos las mismas ganas, pero si el bajón es muy notable, es importante analizar el motivo. Y es que, aunque ambos sexos pueden sufrir disfunciones sexuales, las mujeres lo padecen en mayor medida, llegando a producir sentimientos de culpa.

Para tratar este problema es necesario conocer cuáles son los factores que lo producen y, además, estudiar la evolución del deseo sexual a lo largo de la vida.

Un grupo de investigadores de la Universidad finlandesa de Turku ha realizado un estudio, recogido por Muy Interesante, en el que analizó los cambios en la función sexual de un grupo de 2.173 mujeres a lo largo de 7 años. Para ello, estudió aspectos como la satisfacción sexual, la capacidad de llegar al orgasmo, la excitación y el dolor durante el coito.

¿Deseo, satisfacción, orgasmos... o simplemente rutina?

Una de las conclusiones más influyentes que revela la investigación son los cambios en las relaciones sentimentales o sexuales. En concreto, las que mantuvieron la misma pareja son las que experimentaron la bajada más acusada en el deseo sexual mientras que las que encontraron nueva pareja disminuyeron un poco y las solteras no mostraron diferencias en el deseo.

Otro de los aspectos que inicialmente no pareció influir en el resultado final del estudio pero que era necesario tener en cuenta es la satisfacción sexual. Factores como la edad, la antigüedad de la relación y algunas variables asociadas a la pareja también tienen un impacto en la función sexual femenina.

De todas las funciones estudiadas del trabajo publicado en la revista especializada Psychological Medicine, la capacidad de las mujeres para tener orgasmos fue la que se mantuvo más estable durante estos siete años que duró el estudio. En el caso de la bajada del deseo sexual apenas afectaba a las mujeres solteras, en cambio los orgasmos sí. Estos mejoraron en las mujeres que pasaron de mantener relaciones sexuales con la misma persona a cambiar de pareja sexual.

Artículos recomendados

Comentarios