Buscar
Usuario

Noticias

Nueve monjas de clausura, contagiadas de coronavirus tras recibir misa de un cura negacionista

El sacerdote se negó a usar la mascarilla tanto en el acto religioso como en la residencia sacerdotal, donde ha habido un importante brote.

Nueve monjas de clausura, contagiadas de coronavirus tras recibir misa de un cura negacionista Nueve monjas de clausura, contagiadas de coronavirus tras recibir misa de un cura negacionista

Foto: Freepik

Nueve de las once monjas de clausura que conviven en la Comunidad de las Canónigas de San Agustín de Alicante, se han contagiado de coronavirus después de asistir a una misa oficiada por Francisco Martínez Noguera, el cura negacionista, que celebró la eucaristía sin mascarilla.

Cabe recordar que las ordenes religiosas de clausura tienen limitado el contacto con el exterior por lo que, presumiblemente, los brotes de coronavirus que se dan dentro de ellas deberían estar originados por las personas de fuera.

Misas sin mascarilla

El sacerdote, que ha contraído la enfermedad, ofició diferentes misas sin mascarilla, una de ellas a principios de diciembre en la Basílica de Nuestra Señora del Socorro en Aspe y otra a mediados de enero en el monasterio de la Santa Faz, o en la parroquia de la Virgen del Camino, en una pedanía de Callosa de Segura, a pesar de ser advertido de que debía usar la mascarilla.

El sacerdote fue advertido en varias ocasiones por su actitud contraria a la normativa, pero continuaba negándose a llevarla tanto en los actos como en la residencia sacerdotal, donde un brote ha acabado con veinticuatro contagios, entre los que se encuentra el obispo emérito Rafael Palmero, ingresado en el Hospital General de Alicante a sus 84 años.

El monasterio de la Santa Faz de Alicante "El monasterio de la Santa Faz de Alicante"

Hasta el lugar donde conviven las monjas de clausura ha tenido que desplazarse, según recoge Levante, una empresa contactada por el Ayuntamiento de Alicante y el Cabildo de San Nicolás para desinfectar todas las superficies. Trabajadores de Laboratorios Lokímica, compañía de desinfección, llegaron en dos furgonetas al Monasterio, se colocaron los trajes EPI y accedieron al interior, donde estuvieron varias horas.

El Cabildo de la Concatedral de San Nicolás ha emitido un comunicado en el que explicaba que, tras haber conocido la situación que se ha dado entre las religiosas, habían puesto la información en manos de la Autoridad Sanitaria, y que, además de las monjas contagiadas, "personas encargadas del culto están también confinadas por contacto con positivos". Tanto el templo como el monasterio se encuentran cerrados, y así continuarán a la espera de las indicaciones que apunte Sanidad.

Artículos recomendados

Comentarios