Están modificando caballos genéticamente para que parezcan dibujos animados

Están modificando caballos genéticamente para que parezcan dibujos animados

Con un cuello más alargado y un hocico llevado al a exageración, se ha bautizado este "nuevo" caballo como El Rey Magnum.

Ciencia Víctor Mopez Víctor Mopez 17 Octubre 2017 11:38

Walt Disney nos ha regalado multitud de caballos adorables. Bellos corceles que han servido de cabalgadura de los príncipes de Blancanieves y Aurora, alocados y alados, como Pegaso de 'Hércules'; rebeldes, como Maximus de 'Enredados'; o de trapo y tontorrones, como Perdigón de 'Toy Story'. 

Todos ellos forman parte del imaginario colectivo caracterizándose por su aspecto esbelto y estereotipado con patas finas, hocico exagerado y bellas y relucientes crines. Formando parte de cuentos de fantasía, nunca ha nadie se le ha ocurrido traer a estos animales al mundo real. Hasta ahora.

Con el objetivo de conseguir caballos similares a los que vemos en las películas de Disney, se han comenzado a modificar equinos genéticamente en una granja de criadores de Washington, en Estados Unidos. Doug Leadleym gestor de la granja, asegura que este caballo está "cercano a la perfección" y es que ya valen varios millones de dólares

Veterianos especialistas en el mundo equino ya han puesto en el grito en el cielo ante lo que ellos consideran una completa aberración. Han advertido que si esta tendencia se viraliza convirtiéndose en objeto de deseo de "ricos descerebrados", nacería una nueva raza, una subespecie que sufriría graves problemas de salud

El Rey Magnum

El Rey Magnum, especie modificada genéticamente "El Rey Magnum, especie modificada genéticamente"

Con un cuello más largo, un cráneo modificado, ojos más grandes y un hocico llevado hasta la exageración, este "nuevo" caballo, que ha partido de potros árabes, ha sido bautizado como El Rey Magnum.

Tim Greet, del Servicio Veterinario de Rossdales, en Newmarket (Inglaterra), ha comparado en Telegraph este caso con el de la modificación de perros que dieron lugar a los carlinos, caracterizados por su hocico chato que les ocasiona problemas respiratorios. En este caso, no obstante, sería más grave aún: "Los perros, como los humanos, pueden respirar por la boca, pero los caballos sólo pueden hacerlo por la nariz". Ha asegurado, además, que el ejercicio físico "sería limitado para este animal".

Según los "creadores" de este caballo, la Administración estadounidense ha examinado al potro sin hallar rastro de ningún problema médico ni respiratorio. Mientras tanto, la opinión pública se divide entre aquellos que se encuentran maravillados con El Rey Magnum y aquellos que lo consideran una aberración.

Comentarios