Buscar
Usuario

Vida

Dennis Avner: la historia del hombre gato que terminó con su vida a los 54 años

La variedad de intervenciones físicas era inmensa llegando a convertirse en un auténtico felino.

Dennis Avner, más conocido como el hombre gato o (como prefería ser llamado) Stalking Cat, se convirtió en uno de los hombres más famosos del mundo. ¿Su hazaña?  La gran cantidad de modificaciones estéticas que realizó en su cuerpo para parecerse completamente en un felino. Para algunos, esto sonará a completa locura, y más después de ver sus fotos. También puede instar a la reflexión de dónde está el límite en cuanto a este tipo de modificaciones estéticas. 

Lo que sí está claro es que tras su apariencia hay una admiración total y absoluta por todos los felinos del mundo animal. Por lo tanto, le atraían tanto que quiso convertirse en uno de ellos. Desde los 23 años de edad comenzó a modificar su cuerpo de manera extrema. "Mi relación con los gatos es muy cercana y nadie podrá darme lo que ellos me dan", llegó a afirmar Avner. 

Stalking Cat significa en nativo americano: Gato acechante "Stalking Cat significa en nativo americano: Gato acechante"

Está considerado una de las primeras personas que se hicieron modificaciones corporales tan extremas debido a su adicción hacía algo o alguien en concreto. Entre sus numerosas tranformaciones se encuentran los tatuajes faciales y corporales, los piercings, entre los que destacan los que hacen de bigotes de gato, implantes faciales y dentales y silicona en varias zonas de su rostro. 

Récord mundial

No nos sorprende que todo el dinero invertido junto al tiempo y a la dedicación consiguiera reconocimiento en todo el mundo. Y es que, por su apariencia completamente felina, el hombre gato, había conseguido un récord mundial en transformaciones corporales, la mayoría de las cuales fueron realizadas por el artista de modificación corporal, Steve Haworth, ganador de un Guinness World Records como 'Artista de modificación del cuerpo más avanzado' desde 1999.

Todo el mundo quería hacerse fotos con él "Todo el mundo quería hacerse fotos con él"

Por su parte, Avner también reconocía ser "una atracción en cualquier lugar del mundo", pero esto no se lo tomaba como una preocupación, todo lo contrario, disfrutaba de ser el centro de atención. "No me preocupa el asedio de la gente, ya que eso pasa en cada sitio al que voy", afirmaba. Realmente era algo que no se podía ocultar y es que todo aquel que pasara por su lado le llamaba la atención.

Avner había sido anteriormente técnico de sonares de la Marina de los Estados Unidos. Descendiente de las tribus Huron y Lakota, tras su transformación adoptó el nombre indígena de'Felino Cazador'. Sin embargo, falleció a la edad de 54 años, en lo que parecía un suicidio. 

Artículos recomendados

Comentarios