Una mirada psicológica a 'Por 13 razones', ¿puede la serie de Netflix provocar suicidios en adolescentes?

Una mirada psicológica a 'Por 13 razones', ¿puede la serie de Netflix provocar suicidios en adolescentes?

La exitosa serie de Netflix, 'Por 13 razones', ya está preparando su segunda temporada, pese al tabú que ha supuesto por las imágenes explícitas que muestra y el miedo a que incite al suicidio. Analizamos esta posibilidad desde la psicología.

Televisión Sara Menéndez Espina Sara Menéndez Espina 23 Junio 2017 10:11

'Por 13 razones' se ha convertido en la serie más popular y comentada de 2017. Independiente de su calidad, que tanto las personas expertas como cada espectador valorará, la producción de Netflix ha dado mucho de que hablar, tanto para bien como para mal. Primero, porque el tema que trata es muy duro, y segundo, por el temor que ha provocado en la comunidad educativa por las posibles consecuencias que pudiera tener. En esta ocasión hablaremos de la serie desde la perspectiva de la psicólogía.

El sufrimiento de Hannah se vive día a día en los colegios "El sufrimiento de Hannah se vive día a día en los colegios"

'Por 13 razones' es la historia de una alumna de instituto que es sometida a acoso escolar y también a acoso sexual por parte de sus compañeros. A raíz de una serie de eventos que se suceden, afectándole emocionalmente uno tras otro, decide grabar una sucesión de cintas de cassette en las que comenta cómo cada uno de sus compañeros la ha perjudicado, hasta que finalmente se suicida y deja sus cintas como legado. Cada capítulo corresponde a una cinta, en la que la protagonista, Hannah Baker, va narrando todos los hechos dolorosos, y también nos hace una reconstrucción de su último curso, a la vez que vemos cómo los jóvenes lidian en el presente con el contenido de las cintas. Este formato ha llamado mucho la atención de la audiencia, además, genera una gran intriga por saber cómo continuan las historias.

Los motivos de la polémica de 'Por 13 razones'

Una de las razones del rechazo de 'Por 13 razones' por parte de padres y profesores, es que la serie muestra dos agresiones sexuales de manera ligeramente explícita, siendo el "ligeramente" la graduación que podríamos hacer desde un país como España, donde estas escenas no nos provocan tanto escándalo como en Estados Unidos. Por otro lado, el hecho de que la serie gire alrededor de un suicidio, y que fuese explícitamente mostrado, provocó el temor al efecto llamada o efecto Werther. Este consiste en que al tener noticia de un suicidio, puede generar que gente que se encuentra emocionalmente vulnerable, con fuertes depresiones, decida suicidarse también. Se ha observado científicamente que cuando un suicidio aparece en la prensa, se repiten casos similares pocos días después. Más bien, ocurría hasta que se elaboraron unas directrices para tratar el tema de los suicidios de manera que no provocara esa imitación, y sí que funciona.

Respecto a mostrar de manera explícita una violación, no debería ser este motivo de tabú, ya que se trata de una realidad mucho más presente en la vida de las chicas jóvenes de lo que nos gustaría. Cualquier forma de llamar la atención para sacar el tema a debate es pertinente, y no se trata de escenas de contenido sexual, sino violento.

El formato de las cintas ha llamado mucho la atención en 'Por 13 razones' "El formato de las cintas ha llamado mucho la atención en 'Por 13 razones'"

¿Puede 'Por 13 razones' incitar al suicidio adolescente?

Esta respuesta sólo la pueden dar profesionales de psicología, psiquiatría y salud pública con experiencia en estos temas, en base a las investigaciones realizadas. Se trata de una obra de ficción, pero fue, al fin y al cabo, una novela la que dio lugar al efecto "llamada". Fue en el siglo XVIII cuando la novela 'Las penas del joven Werther' fue prohibida porque trataba el tema de un hombre que se suicidaba por "amor" (lo que nosotros llamaríamos obsesión por una persona), y provocó una oleada de suicidios similares a los del libro. De ahí surgió el llamado Efecto Werther, ese efecto llamada que también ocurrió con la muerte de personajes célebres como la de Marilyn Monroe o Kurt Cobain.

¿Puede ocurrir con la serie? Realmente se ha dado, desde el estreno de la misma, un caso registrado, o al menos mostrado en la prensa, por parte de un chico que se suicidó también por obsesión por una persona, y dejó unas cintas. El modus operandi es similar, pero la identificación con el caso de Hannah y las razones de su suicidio, no (se suicidó por obsesión por una persona, lo que se llama "por amor"). Pero, más allá de este caso, y pasado el boom de la primera temporada de 'Por 13 razones', no se han registrado suicidios adolescentes que pudieran relacionarse con la serie. Es más, hay opiniones diversas por parte de psicólogos que han hablando para la prensa, pero generalmente estos no han visto el peligro. Si en verdad se hubiera detectado un riesgo de que se empezaran a suicidar jóvenes, diversas asociaciones y colegios de psicólogos hubieran lanzado la alerta.

Aun así, y una cosa en la que todos los profesionales, tanto psicólogos como educadores, están de acuerdo, es que 'Por 13 razones' no es una serie para ver sin más. Resultaría bastante útil que los padres o los educadores de los institutos trabajaran el contenido de la serie con ellos.

¿Qué responsabilidad tienen los centros educativos en tema de bullying? "¿Qué responsabilidad tienen los centros educativos en tema de bullying?"

¿Cómo se puede actuar para evitar que 'Por 13 razones' afecte de manera negativa a los adolescentes?

Está claro que 'Por 13 razones' no es un material didáctico, no está creado con este formato, ni siguiendo unas directrices con un fin educativo. Sin embargo, tiene un impacto social que no se puede negar, y que nos brinda la oportunidad de reflexionar sobre él.

'Por 13 razones' es una serie para mayores de 16 años. Por eso, evitar riesgos no consiste en prohibir verla ni hablar de ella a gente de esa edad, como han hecho en algunos colegios. Eso solo crea una expectación mayor alrededor de ella, por lo que los chicos y chicas tendrán más ganas de verla, y se pueden hacer una idea más distorsionada de lo que en realidad es la serie. Si son menores de 16 años, entonces sí podemos, como padres y madres, pedir que esperen para verla, y explicarles las razones de ello.

En este sentido, es interesante que los padres y madres que quieran saber qué es esta serie y qué peligros entraña, la vean para poder comentarla de manera adecuada con sus hijos. Sin embargo, ¿pueden todos los padres y madres darles a los jóvenes una visión adecuada de la serie? ¿Tienen la obligación de asumir esa responsabilidad ellos solos? También es conveniente que los centros educativos asuman un papel en este sentido, y es que, además de garantizar que todos su alumnado participe, lo hagan de manera colectiva, es decir, que los chicos y chicas debatan sobre lo que ha ocurrido en 'Por 13 razones'. Los temas son muchos: acoso escolar, abuso sexual, alcohol y drogas, solidaridad, la homosexualidad, la relación con los padres, entre amigos, de pareja y, ante todo, el suicidio.

Es importante que, de cara a saber cómo lidiar con temáticas como el suicidio o el acoso, se tenga en cuenta la experiencia, conocimientos y técnicas de personas profesiones de la educación. Todos tenemos una opinión del tema, pero desde ámbitos como la pedagogía, la psicología o la educación social, se tienen las herramientas más adecuadas para tratar todos estos temas con los jóvenes. No tenemos que cargar esta responsabilidad a unos padres o unos profesores que pueden comentar su visión de la serie, pero que no tienen por qué saber, por ejemplo, cómo transmitir un mensaje de prevención.

<span style=El bullying no sólo es un tema entre víctima y acosador, el resto de alumnos tienen un papel" data-has-syndication-rights="1" data-original="https://www.losreplicantes.com/images/articulos/3000/3763/11.jpg" data-done="0" class="lazy" /> "El bullying no sólo es un tema entre víctima y acosador, el resto de alumnos tienen un papel"

¿Con qué debemos quedarnos de 'Por 13 razones'?

'Por 13 razones' nos da la oportunidad de profundizar en un tema necesario, pero no por ello debemos de dejar de pensar en ella como un producto televisivo. Aunque toda persona detrás de una historia quiere calar en la audiencia, y seguro que muchos de los implicados en el proyecto han sentido el compromiso de enviar un mensaje potente a la juventud, no deja de ser un producto para vender. Y, ante todo, se trata de una ficción muy "ficcionada", es decir, la cantidad de tramas que rodearon a la historia del personaje son apabullantes, pero no por ello menos correcto, porque es una serie, no una historia de vida. Se ha tratado desde las drogas, el alcohol, el acoso sexual, la homosexualidad, la relación con la familia, los problemas económicos, el amor adolescente...

- Lo que recuerda a los centros escolares:

Si acudimos a las vivencias de personas que han sufrido acoso escolar, la historia principal de la serie no dista mucho de la realidad. Diversos casos de niños y adolescentes que se han suicidado por sufrir bullying han sido conocidos sólo en España. En algunos hay otros problemas en la vida del chico o la chica que toma ese paso, pero el bullying es un ingrediente bastante explosivo para derivar en un intento de suicidio. Muchos de estos centros educativos, como ha ocurrido en la serie, se han quitado la responsabilidad, aludiendo a que es una cuestión que tenían que haber controlado los padres. Mientras tanto, miles de niños y adolescentes siguen sufriendo esta situación sin que salte la alarma.

A veces no vemos los problemas que tienen nuestros compañeros "A veces no vemos los problemas que tienen nuestros compañeros"

En este sentido, 'Por 13 razones' recuerda a la comunidad educativa si está haciendo los deberes en materia de prevención, tanto de bullying, como de suicidio, e incluso de acoso sexual. ¿Son los colegios el responsable de las conductas individuales de las personas? No, pero como centros socializadores básicos en las vidas de los jóvenes, deben ser conscientes del papel que juegan. Al fin y al cabo, el bullying es un fenómeno que nace en las aulas y en los pasillos, aunque fuera del horario escolar se continúa en las calles o en las redes sociales.

- Lo que recuerda a los compañeros de clase:

Uno de los temas en los que se incide mucho en las campañas contra el bullying, es el papel del compañeros y compañeras de clase, que son testigos del acoso pero, o no intervienen, o lo avivan por el espectáculo que supone. Ver peleas a la salida del instituto, reírse de las humillaciones ajenas, querer seguir al acosador o acosadora porque tienen un papel social más relevante en el grupo, intentar ser parte de los agresores para evitar el riesgo de ser agredido, mirar y no hacer nada para no meterse en problemas... Es difícil que un alumno o alumna en solitario actúe, pero en grupo sí que es posible. Son cuestiones que estos chicos y chicas no se plantean hasta que se trata el tema de manera explícita, incluso muchos no saben que el acosado es víctima de bullying. Por eso, es muy importante que aprendan cómo pueden, tanto con sus conductas diarias, como en grupo, ayudar a prevenir y terminar las situaciones de acoso escolar. Porque si no, son cómplices, por duro que resulte.

Paradójicamente, Hannah se esconde detrás de todos esos post-its llenos de valores de convivencia "Paradójicamente, Hannah se esconde detrás de todos esos post-its llenos de valores de convivencia"

- Lo que recuerda a los acosadores:

El acosador es la figura a la que más le cuesta verse como "el malo". Pero es muy importante hacer que se vean en un espejo, por ejemplo, al que empieza un rumor sobre la sexualidad de una chica, o incluso al que la ha forzado a mantener relaciones cuando ella no quería, y al final cede por la presión. La segunda temporada de 'Por 13 razones' parece que se va a centrar en las consecuencias de cometer delitos, como la violación.

- Hannah señala con el dedo a cada uno, pero ¿les llega el mensaje?

Durante la serie, hay ocasiones en las que vemos que las cintas no parecen remover las conciencias de los compañeros de Hannah. A veces se autoengañan, pero en otras ocasiones no ven que su conducta fuera como Hannah decía.

Clay, al igual que hicimos los espectadores, va reconstruyendo esas historias a partir del sufrimiento de Hannah, y le provoca una impotencia muy grande. La impotencia del haberla tenido al lado y no haber hecho nada. La escena del suicidio es, en este sentido, la más dura, porque además de transmitir un dolor físico muy grande, notas que Hannah se está yendo y nadie lo sabe ni nadie lo para. En la novela original, comenta su autor que Hannah sí que sobrevive y tiene esa segunda oportunidad, pero si hubiera sido así en la serie las personas que hemos disfrutado con ella (que no somos todas), no hubiéramos estado días con esa imagen y desolación en la cabeza.

¿Nunca has pasado un vídeo en el que humillan sexualmente a una chica de tu entorno? "¿Nunca has pasado un vídeo en el que humillan sexualmente a una chica de tu entorno?"

Lo que sí podemos hacer

Sin embargo, el mensaje esperanzador viene de Clay cuando se da cuenta de que aún puede hacer algo por otra persona, su ex mejor amiga, que sin que nadie lo supiera también sufrió como Hannah y también se intentó suicidar. Y ese es uno de los mensajes potentes, quizá ensombrecidos, con el que deberían quedarse los adolescentes, una vez diluida en la memoria la imagen del suicidio.

Comentarios