Buscar
Usuario

Noticias

El asesino de Alcàsser dijo a la Policía que vive en Madrid y trabaja de mantenimiento

Miguel Ricart pasó la noche consumiendo en el narcopiso de la calle José Garrido, 7 del distrito de Carabanchel.

El asesino de Alcàsser dijo a la Policía que vive en Madrid y trabaja de mantenimiento

Foto: Captura

El encuentro de Miguel Ricart, el asesino de Alcàsser, en el edificio okupa de la calle Miguel Ricart, número 7 de Carabanchel, en Madrid, durante un control rutinario de la Policía, ha sorprendido a los agentes. Se trata del único condenado por el asesinato de las niñas de Alcàsser, en libertad desde noviembre de 2013 por la derogación de la doctrina Parot.

Los agentes le sorprendieron en un narcoedificio del barrio vestido con un mono de mantenimiento junto a su mujer, Saray, una mujer toxicómana habitual de la zona, según relata la policía al diario ABC. Ricart afirmó que había vuelto del trabajo y que se había pasado por este edificio para comprar su dosis habitual y pasar la noche en el interior. También relató a los agentes que ahora vive en Madrid.

De ello también da cuenta uno de los toxicómanos que se encuentra en el interior del edificio. Este hombre asegura que el asesino de Alcàsser permaneció allí pero que no durmió dentro, sino que se dedicó a consumir: "Vino con la pelirroja, con Saray, hacía mucho que no lo veía por aquí".

Asegura que Miguel Ricart, al que se le perdió la pista poco después de su salida en prisión en 2013, lleva mucho tiempo viviendo en Madrid y que es habitual del bloque en el que el trasiego de gente de todo tipo es constante. A este edificio llega tanto gente con graves daños por la sustancia como personas jóvenes y trajeadas. Ricart, por su parte, "nunca ha vivido con nosotros, viene, pilla y se va. Yo no sé dónde vive ni quiero líos".

Los agentes que dieron con Miguel Ricart contactaron con él por casualidad. Realizaron un control rutinario en el interior de este edificio okupa, fuente de conflictos por los robos y peleas que se registran casi a diario. Al comprobar su DNI, pudieron leer su nombre y apellidos. No llevaba ninguna sustancia estupefaciente encima, tampoco tenía ninguna cuenta pendiente con la justicia. Con estas circunstancias, la Policía simplemente tuvo que dejarle marchar, aunque se abrió un acta informativa y se dejó constancia por escrito. Hacía siete años que no se sabía nada de él.

Acceso al edificio donde fue identificado el asesino de las niñas de Alcàsser "Acceso al edificio donde fue identificado el asesino de las niñas de Alcàsser"

Ricart cumplió 21 años de los 170 a los que fue condenado por la violación y asesianto de Toñi, Miriam y Desirée en 1992 junto a Antonio Anglés, su camello y amigo, cuyo paradero sigue siendo un enigma y todavía continúa bajo investigación.

Un infierno para los vecinos

Esta casa ocupada de Carabanchel, situada en uno de los barrios más populares de la capital, se ha convertido en un auténtico infierno para los vecinos de la zona. El resto de casas pertenece a familias trabajadoras que sufren un urbanismo salvaje que se ha hecho insoportable para muchos vecinos.

Mientras que las familias y vecinos intentan seguir con sus vidas, en el número 7 de la calle José Garrido hay un constante trasiego de personas que se dedica a entrar, pagar una dosis de todo tipo de sustancias, pincharse, irse, buscar algo de dinero para la siguiente dosis... e incluso cometer todo tipo de actos de delincuencia.

De hecho, en la puerta hay presencia policial, ya que se han registrado robos, apuñalamientos y también presencia de los denominados 'descuideros', los ladrones de carteras que aprovechan cualquier descuido de los vecinos para robarles sus pertenencias. El edificio, además, se encuentra a pocos metros de un colegio. Los vecinos simplemente piden una solución para este problema.

Artículos recomendados

3 Comentarios

  • Más recientes
  • Mejor valorados