Merkel defiende la igualdad de la mujer pero no le gusta definirse como feminista

Merkel defiende la igualdad de la mujer pero no le gusta definirse como feminista

La canciller alemana ha implementado muchas de las demandas de los sectores feministas y representa el empoderamiento de las mujeres

Política Adrián Parrondo Adrián Parrondo 27 Abril 2017 11:00

Feminismo: "Ideología que defiende que las mujeres deben tener los mismos derechos que los hombres". Esta es la definición que la Real Academia de la lengua Española otorga a este tipo de movimiento. Sin embargo... para Angela Merkel.. quizás esta definición no valga.

La contradicción ha llegado en un encuentro del G-20 dedicado a las mujeres en Berlín. En medio de un debate con las políticas con mayor relevancia a nivel internacional, la moderadora preguntó a Angela Merkel si se consideraba feminista.

En ese momento, comenzó a titubear, asegurando que no le gustan las etiquetas. Alabó los logros históricos del feminismo y comenzó a dar muchos rodeos antes de reconocer que, sí, está a favor de la igualdad de oportunidades y la libertad para elegir. Por todo ello, en una respuesta tibia, afirmó que si el feminismo representa eso, ella es feminista, pero a su manera.

Después de todo este alegato, la moderadora quiso preguntar a las participantes si se consideraban a sí mismas como feministas abiertamente. Dos de ellas (Christine Lagarde y la ministra de Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland) levantaron rápidamente la mano. Merkel no estaba entre ellas. Al rato, Ivanka Trump, que fue muy criticada durante el encuentro por defender a su padre, también se unió tras dudarlo.

La moderadora pidió que las mujeres que se sintieran feministas levantaran la mano "La moderadora pidió que las mujeres que se sintieran feministas levantaran la mano"

Sin embargo, a pesar de que la presidenta alemana y, probablemente, mujer con más poder del mundo, no quiera definirse como feminista, lo cierto es que sus políticas y su forma de pensar sí que van encauzadas en ese sentido.

Prueba de ello son las denominadas como ley de cuotas en los Consejos de Administración de las grandes empresas, que garantizan una presencia paritaria de hombres y mujeres en los órganos directivos. O la denominada como "pensión para madres", un complemento a la hora de calcular la jubilación que impulsó el partido de Merkel y que compensa a las madres de los hijos nacidos antes de 1992 por la falta de ofertas de cuidado infantil. Son políticas que tradicionalmente han defendido los sectores feministas, por ello muchos han criticado una posible contradicción entre los valores que Merkel representa y la manera en que ella se define.

Feminismo en política

El líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha sido el único que se ha definido abiertamente como feminista "El líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha sido el único que se ha definido abiertamente como feminista"

Definirse como feminista en el ámbito de la política puede ser un elemento en contra. En muchos sectores sociales, aún se percibe a esta ideología como una forma de otorgar privilegios a un sector concreto de la sociedad, las mujeres, sobre el resto. Sin embargo, y como lo define la RAE, se trata de garantizar la igualdad real de una parte de la sociedad que tradicionalmente se ha visto excluido de los ámbitos más relevantes de la sociedad.

En España, el único político que se ha definido abiertamente como feminista ha sido Alberto Garzón, líder de Izquierda Unida. El resto, han titubeado como Ángela Merkel, pero no se han definido así de manera directa y clara.

Fuera de nuestras fronteras, destaca el caso del exmandatario estadounidense, Barack Obama, que se definió en un ensayo en la revista Glamour como tal. O el presidente de Canadá, Justin Trudeau, que ha afirmado constantemente que apoya y que defiende el feminismo sin ningún tipo de tapujos.

En la contra, quedan algunas de las mujeres que militan en el partido VOX. Rocio Monasterio, por ejemplo, definió al feminismo como "una visión de la mujer enfrentada al hombre" o la visión de Alicia V. Rubio, que llegó a afirmar lo siguiente: "No sé cómo explicarle a mis alumnos la discriminación tan tremenda que sufren los varones sin caer en el victimismo, sin empezar una serie de cosas que no creo que sean verdad", tras lo que sentenció: "Nos jugamos la pervivencia de una sociedad igualitaria sin castas superiores". 

Comentarios