Buscar
Usuario

Ciencia

Esta es la mejor manera de tomar una pastilla, si quieres que haga efecto más rápido

Un estudio de la Universidad Johns Hopkins ha simulado 4 posturas y ha hallado hasta una hora de diferencia para el efecto de la medicación.

Esta es la mejor manera de tomar una pastilla, si quieres que haga efecto más rápido Esta es la mejor manera de tomar una pastilla, si quieres que haga efecto más rápido

Foto: Envato Elements

Los motivos por los que puedes recurrir a una pastilla pueden ser muy variados. Quizás has experimentado un dolor de cabeza, molestias estomacales, contracturas o cualquier síntoma que está interfiriendo en tu rutina. Por ello, recurres a este tipo de medicamentos con el objetivo de paliar estas molestias lo antes posible.

Generalmente, las píldoras se consumen con un poco de agua para que lleguen antes al estómago pero, quizás, hay un factor con el que no contabas hasta ahora: la postura del cuerpo en el momento de la toma. Se trata de un factor muy importante a la hora de absorber el medicamento, tal y como indica un estudio elaborado por la Universidad Johns Hopkins, en Estados Unidos. Las conclusiones indican que, según cómo tenemos nuestro cuerpo, puede haber una diferencia de hasta una hora en la rapidez en la que absorbemos el medicamento.

Rajat Mittal, ingeniero de Johns Hopkins y autor principal del artículo, indicó su sorpresa por la gran influencia de la postura en la absorción de los medicamentos: "Nos sorprendió mucho que la postura tuviera un efecto tan inmenso en la velocidad de disolución de una píldora". "Nunca tuve en cuenta si lo estaba haciendo bien o mal, pero ahora definitivamente lo voy a pensar cada vez que tome una píldora", remató.

El trabajo, publicado en la revista Physics of Fluids, destaca que "la ruta oral es la opción más común para la administración de fármacos debido a varias ventajas, como la conveniencia, el bajo costo y el alto cumplimiento por parte del paciente". Por ello, continúa creciendo la demanda e inversión en investigación y desarrollo de este tipo de medicamentos.

A diferencia de los medicamentos por administración vía intravenosa, que es la mejor manera de administrar una dosis precisa por todo el organismo de una forma rápida y controlada, la vía oral (mediante un comprimido) puede comenzar en la boca y el estómago. Pero en la mayoría de las píldoras comienza a hacer efecto cuando el estómago expulsa el contenido al intestino.

El fármaco atraviesa la pared intestinal y viaja hasta el hígado antes de ser transportado por el torrente sanguíneo hasta su diana terapéutica o blanco molecular, donde el fármaco ejerce su acción. Es entonces cuando cae en la última parte del estómago, llamada antro y donde comienza a disolverse, a vaciar su contenido a través del piloto hacia el duodeno, que es la primera parte del intestino delgado.

Para que la píldora llegue más rápido a ese lugar es fundamental la postura con la que tomamos la pastilla. Los hallazgos se basan en lo que se cree que es el primer modelo que simula la mecánica de disolución de fármacos en el estómago humano.

Se sabe que la tasa de disolución y vaciado gástrico del ingrediente farmacéutico activo (API) en el duodeno está modulada por varios factores, como la motilidad gástrica, las propiedades físicas de la píldora y el contenido del estómago. Pero los procedimientos in vitro actuales para evaluar la disolución de fármacos orales son limitados en su capacidad para simular de forma realista el proceso.

En los últimos años se crearon modelos para representar lo más fielmente posible el funcionamiento de varios órganos importantes, en especial el corazón. En este estudio, los investigadores de John Hopkins utilizaron un equipo llamado Stomach Slim, que sería uno de los primeros en poder realizar una simulación realista del estómago humano.

Stomach Slim imita lo que sucede dentro de un estómago mientras digiere alimentos o, en este caso, medicamentos. Las simulaciones mostraron que los cambios en la postura pueden tener potencialmente un efecto significativo (hasta del 83%) en la tasa de vaciado del API en la primera parte del intestino.

¿Cuál es la mejor postura para tomar una pastilla?

Con estas premisas, el equipo que trabaja en el estudio probó cuatro posturas. Entre ellas, estaban: de pie, recostado sobre el lado derecho, recostado sobre la izquierda o inclinado hacia atrás. Tomar una pastilla mientras la persona está acostada sobre su lado derecho fue, desde lejos, la posición más efectiva, ya que la conduce a la parte más profunda del estómago y logra una tasa de disolución 2,3 veces más rápida que estando de pie.

Por el contrario, tomarla recostada sobre el lado izquierdo sería lo más desaconsejado. Los investigadores se sorprendieron ampliamente al descubrir que si una pastilla tarda 10 minutos en disolverse al estar acostado sobre el lado derecho, podría tardar 23 minutos en disolverse en una postura erguida y más de 100 minutos sobre el lado izquierdo.

"Para las personas mayores, sedentarias o postradas en cama, girar hacia la izquierda o hacia la derecha puede marcar una gran diferencia", subrayó Mittal. Tomarla estando de pie fue la segunda opción más efectiva, técnicamente empatada con la postura de inclinación hacia atrás.

Artículos recomendados

Comentarios