'Me apunto a religión', la nueva medida de la Iglesia para tratar de salvar la asignatura escolar

'Me apunto a religión', la nueva medida de la Iglesia para tratar de salvar la asignatura escolar

La Conferencia Episcopal ha presentado la nueva campaña para hacer que los jóvenes se animen a apuntarse a religión.

Vida Maribel Baena Maribel Baena 28 Marzo 2017 13:32

Estadísticamente hablando, la religión es una asignatura que cada vez se escogía menos, hasta la llegada de la LOMCE. Y es que con esta nueva reforma educativa, ahora vuelve a contar para media, pese a la queja de muchos padres y alumnos al respecto. Si en el curso académico 2005/2006 había un 78% de alumnos matriculados en Primaria en religión, en el año 2013/2014 hubo tan solo un 68%. Aún así, estas cifras podrían ser consideradas bastante altas si tenemos en cuenta que en Bachillerato solo dan religión algo más de un 30% del alumnado. A lo largo de la educación obligatoria, se puede ir viendo cómo el porcentaje de alumnos de religión va decayendo hasta llegar a Bachillerato.

No obstante, según la Conferencia Episcopal, durante este curso, y con la aplicación de la LOMCE, estas cifras comienzan a subir. En 2º de Bachillerato, en los colegios públicos, ahora son un 37% de los alumnos los que dan clase de religión, mientras que el curso pasado fueron solo un 20%. Este cambio se debe a que ahora religión cuenta para media, y muchos alumnos habrán creído oportuno escoger esta asignatura antes que otra para, de esta forma, subir su nota media.

La clase de religión, a la baja "La clase de religión, a la baja"

Pero esto continúa sin ser suficiente para la Conferencia Episcopal, que quiere que su alumnado continúe creciendo y creciendo. Es por eso que han lanzado una nueva campaña llamada 'Me apunto a religión', con un vídeo que ya han subido a YouTube. El comienzo del vídeo deja claro el enfoque que desde la CEE quieren dar: la religión forma parte de nuestra cultura, de nuestra historia, y es por eso que ellos creen que debería darse de forma casi obligatoria. Quieren que todos los padres apunten a sus hijos a religión para, de esta forma, ayudarlos a comprender la historia del mundo.

No es un buen comienzo, realmente. Y es que está hablando de contenidos lectivos que ya se encuentran en otras asignaturas, como pudiera ser historia. Señalan, a su vez, que apuntarse a religión es positivo para que los niños conozcan otras culturas y aprendan a respetarla, mas esto es algo que ya se encarga de impartir la ética. Lo mismo sucede con unas imágenes artísticas que aparecen en el vídeo, y que forman parte del contenido de historia a lo largo de toda la Educación Secundaria, así como de historia del arte en Bachillerato.

¿Debe religión contar para nota?

La campaña 'Me apunto a religión' trata de buscar el lado positivo de la enseñanza católica en las escuelas. El objetivo principal de la Conferencia Episcopal es que la gente continúe dando religión, que los padres continúen apuntando a sus hijos a esta asignatura, porque solo así creen que podrán tener "una educación completa". Pero el objetivo real es que no pueden dejar morir la religión en las escuelas, porque eso implicaría una reducción muy grande de su número de fieles seguidores, y esto no provocaría más que pérdidas a la iglesia.

Según la campaña, "La asignatura es evaluable y su nota debe contar para la media académica. En cualquier caso, cuenta para la vida. Lo que aprendes en clase de religión se comienza a vivir incluso desde antes de salir del aula". César Franco, el propio presidente de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis, ha concedido una entrevista a la agencia Efe y ha declarado que "la religión no es una realidad interior, sino un ineludible hecho cultural". Y hay que darle la razón en algo: la religión tiene altas dosis culturales, pero ninguna de ellas implica tener cualquier dogma de fe. En una clase de historia se pueden impartir los mismos conocimientos que en una clase de religión, e incluso más ampliados; la diferencia es que no se tratará de hacer creer a los alumnos en ninguna divinidad.

Si hay algo claro ahora mismo es que la religión ha ido perdiendo poco a poco su fuerza, al menos a nivel escolar. Lo que pretende la Comisión Episcopal con esta campaña es ir recobrando posiciones, volver a lo que un día fueron, y conseguir llegar a todos los alumnos posibles.

Comentarios