Maza creyó que sufría un leve catarro antes de su muerte súbita

Maza creyó que sufría un leve catarro antes de su muerte súbita

El Fiscal General del Estado era una pieza clave en la investigación del procés.

El Fiscal General del Estado, José Manuel Maza, ha fallecido en Buenos Aires este sábado 18 de noviembre como consecuencia de una infección renal que se ha extendido rápidamente y que ha sido imposible de frenar con antibióticos.

Los acompañantes de la delegación que le acompañó a Argentina han relatado que Maza comenzó a sentirse mal en el momento en el que tomó tierra: "Habré cogido algo de catarro", aseguró sin tener mayor preocupación.

Al día siguiente, el fiscal comenzó a encontrarse peor debido a una subida de fiebre, por lo que tuvo que posponer su reunión con el Fiscal de Uruguay y trasladarse a su habitación.

José Manuel Maza creyó que sufría un leve catarro antes de fallecer "José Manuel Maza creyó que sufría un leve catarro antes de fallecer"

A pesar de ello, el pasado jueves experimentó una leve mejoría que manifestó a sus acompañantes y que le permitió continuar con su agenda con normalidad. Sin embargo, al transcurrir las horas, comenzó nuevamente a empeorar, lo que le impidió reunirse con el ministro de Justicia Local, uno de los platos fuertes del viaje.

Fue en ese momento en el que los síntomas comenzaron a agravarse de manera determinante, hasta que su pareja Marta llegó a encontrarlo gravemente desorientado en su habitación. Fue entonces, cuando decidió llamar al hospital, en el que fue ingresado de urgencia.

Los médicos pudieron comprobar que el fiscal contaba con una infección renal que se había ido extendiendo por todo su cuerpo de manera progresiva. Sin embargo, los antibióticos no hacían ningún efecto... hasta que se produjo el desenlace fatal.

Destacado fiscal en la investigación del procés

El fiscal pidió cárcel para los exconsellers "El fiscal pidió cárcel para los exconsellers"

Con la muerte de José Manuel Maza se pierde uno de los fiscales que había actuado de manera determinante en contra de los miembros del Govern. Él fue el principal responsable y quien estampó su firma en las acusaciones por los delitos de rebelión y sedición contra los exmiembros del Govern.

Maza presentó las querellas y pidió prisión para Junqueras y siete exconsellers que terminaron en prisión incondicional, incluido de Santi Vila que pudo salir en libertad tras pagar una fianza de 150.000 euros.

Sus escritos, especialmente duros, llevaron a que se ganara las reticencias de gran parte del soberanismo. Así relataba a los miembros de JxSí en su querella: "Con sus decisiones y actos a lo largo de estos dos últimos años han provocado una crisis institucional que culminó con la DUI, realizada con total desprecio a nuestra Constitución".

Finalmente, la juez de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, cumplió con sus peticiones de prisión contra los exconsellers.

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados