Un matemático calcula cuántos vampiros habría hoy en día entre nosotros

Un matemático calcula cuántos vampiros habría hoy en día entre nosotros

Una cuenta de twitter dedicada a las matemáticas afirma que si los vampiros existiesen hoy en día todos nosotros seríamos uno de ellos.

La cuenta de Twitter @aprobandomates le ha dado a las matemáticas uno de los usos más útiles que puede tener, y es que el profesor de instituto que gestiona la cuenta ha creado un instructivo hilo de Twitter en el que explica las progresiones y, de paso, calcula cuántos vampiros hay entre nosotros.

Todo comienza con un vampiro primigenio, el vampiro de los vampiros que nadie sabe de donde ha salido pero está ahí desde el principio de los tiempos. ¿Edward Cullen? No, Drácula habría sido el primero en querer sangre humana para cenar y comenzar así la progresión de los vampiros

Ahora bien, si cada vampiro se alimenta una vez al mes y convierte a la presa en uno de ellos, entre nosotros habría el doble de vampiros cada mes, una perspectiva que no pinta mal si eres fan de 'Crepúsuculo', pero que se vuelve muy poco agradable imaginándolo al más puro estilo Bram Stoker.

Desmontando a Gwyneth Paltrow

Lo que el profesor tiene muy claro, es que sí los vampiros existen, prepárate para afilar los colmillos y salir en busca de sangre fresca, porque seguramente serás el siguiente. Y es que los números afirman que si los vampiros hubiesen sido reales en algún momento de la Historia, hoy en día todos y cada uno de nosotros sería uno de ellos.

Las matemáticas pueden ser realmente útiles, y más si te sirven para demostrar que los vampiros no han existido nunca o, de lo contrario, la humanidad entera dormiría en ataúdes y se alimentaría de sangre humana. Que tiemble Gwyneth Paltrow porque el profesor advierte además de que las progresiones pueden evitar que caigas ante estafas tan obvias como la de la actriz, que vende repelentes para vampiros por nada menos que 25 dólares la botella, entre otros objetos no menos estrafalarios como huevos vaginales para controlar la vejiga o pegatinas hechas supuestamente con el material que utiliza la NASA en sus trajes espaciales y que prometen hacerte más feliz.

Comentarios