Buscar
Usuario

Noticias

Mata a su madre de un disparo en la cabeza y lo retransmite por Facebook Live

Un joven mata a su madre de un disparo en la cabeza y después lo retransmite por Facebook Live afirmando que se había suicidado.

Mata a su madre de un disparo en la cabeza y lo retransmite por Facebook Live

Jeffrey Antonio Langford es un joven de 24 años que ha sido detenido por ser sospechoso de la muerte de su madre. El joven utilizó su teléfono móvil para grabar tres vídeos que emitió a través de Facebook Live en los que aparece llorando y diciendo "mamá", momentos antes de mostrar la cabeza ensangrentada de su madre muerta. En estos, Langford aseguraba que no la había matado, a pesar de que también dice que no está muerta y que necesita "terminar el trabajo".

En el segundo vídeo podemos observar cómo el joven repite que su madre se ha suicidado y que no quiere ir a la cárcel. Un hecho bastante turbio en el que la mayoría de pruebas lo señalan como culpable de asesinato. La policía acudió a la vivienda debido a un aviso con el que una mujer no identificada afirmaba haber recibido un mensaje de Langford. En este, el joven le decía que acababa de disparale a una persona y que se iba a quitar la vida.

Tras esto, los agentes llegaron al apartamento de la familia en Utah. Allí encontraron el cuerpo de Graciela Laura Holker, la madre de Langford. "En la investigación preliminar dentro del piso, los oficiales encontraron a una mujer adulta fallecida con una aparente herida de bala", aparece escrito en el informe que hicieron los agentes. Tras hacer una breve investigación se determinó que habían suficientes causas para arrestar al hombre adulto con cargos de homicidio y obstrucción de la justicia, según recoge NewsWeek.

Contradicciones en los hechos y declaraciones

Jeffrey Antonio Langford en el vídeo de Facebook Live "Jeffrey Antonio Langford en el vídeo de Facebook Live"

Cuando los agentes de policía llegaron al lugar de los hechos, se encontraron al joven que parecía estar borracho. Langford les contó que él y su madre habían estado bebiendo y que ella había tomado un sedante. Sin embargo, después contó varias versiones sobre lo sucedido, por lo que levantó las sospechas de los investigadores. Además los agentes señalaron en el informe policial que aunque la pistola estaba en la mano derecha de la víctima, no era consistente con un suicidio.

Las distintas declaraciones de Langford presentan contradicciones. El joven primero negó haber disparado a su madre, luego le dijo a la policía que se había disparado a sí misma pero que todavía estaba viva y agonizando, por lo que disparó un segundo tiro para rematarla.

Artículos recomendados

Comentarios