Buscar
Usuario

Vida

Claves de la nueva Ley de Bienestar Animal: la lista de mascotas que estarán prohibidas en viviendas

La nueva Ley de Bienestar Animal establece restricciones en las especies de mascotas en viviendas, justificadas por diversos motivos.

Claves de la nueva Ley de Bienestar Animal: la lista de mascotas que estarán prohibidas en viviendas

La nueva Ley de Bienestar Animal trae novedades en la tenencia de mascotas. No es la primera vez que se prohíbe la cría de determinadas especies en viviendas, puesto que desde 2013, muchas de ellas están incluidas en el Catálogo Español de Especies Invasoras, que castiga la tenencia de mapaches, cotorras argentinas, agapornis, cerdos vietnamitas, tortuga peninsular, erizos o coatíes, entre otros animales.

La nueva ley que está tramitando el ministerio de Ione Belarra amplía las mascotas que no se podrán tener en casa. La futura norma delimitará los requisitos para que un animal sea considerado como doméstico, de forma que deberá aparecer en el listado de especies permitidas, que se aprobará tras la ley.

Los requisitos, en rasgos generales, son que sea una especie fácil de atender en sus necesidades ecológicas, fisiológicas y ecológicas, que esté acreditado científicamente que puede vivir en cautividad, que no suponga un riesgo para el resto por su agresividad, veneno o tamaño y que no haya riesgo de que, en caso de escapar, pueda convertirse en una especie invasora, colonizando hábitats o causando daños ambientales.

Según estos criterios, la Ley de Bienestar Animal establece como especies prohibidas las siguientes:

  • Ratones
  • Hámsters
  • Cobayas
  • Chinchillas
  • Conejos
  • Tortugas
  • Periquitos
  • Cotorras
  • Agapornis
  • Serpientes
  • Arañas
  • Iguanas
  • Camaleones
  • Geckos
  • Aves originarias de otros países

Justificación por especies

La prohibición de cada especie responde a diversos motivos. En el caso de los roedores, se busca por ejemplo respetar la fauna silvestre, puesto que se busca que exista que "exista certeza de su carácter invasor o que, en caso de escape y ausencia de control, supongan o puedan suponer un riesgo grave para la conservación de la biodiversidad".

El conejo también se ha prohibido por el mismo motivo, un animal del que existen más de un millón y medio de ejemplares en España y que causa serios perjuicios ambientales, a pesar de que causa gran aceptación entre la población como mascota.

Las tortugas también se verán prohibidas, porque son animales que pueden transmitir una gran cantidad de patógenos, como los hongos parásitos, por lo que pueden representar vectores transmisores de enfermedades.

Los periquitos, por su parte, representan "especies silvestres de fauna no presentes de forma natural en España", lo mismo que ocurre con las cotorras, agapornis y otras especies avícolas no auctóctonas de nuestro país.

Artículos recomendados

Contenidos que te pueden interesar