Buscar
Usuario

Noticias

El grito de ayuda de Marta Bustos, la joven de Terrassa que se quemó los ojos con sosa cáustica

La joven sufrió un accidente doméstico y ahora teme perder la visión de manera permanente como consecuencia de este suceso.

El grito de ayuda de Marta Bustos, la joven de Terrassa que se quemó los ojos con sosa cáustica

"Mi nombre es Marta. Algunos de vosotros seguramente me conozcáis, pero espero que este mensaje llegue a mucha otra gente que no me conoce". Así comienza el desgarrador mensaje de Marta Bustos, una joven catalana de 24 años que vive en Seattle (EEUU) desde hace dos y ahora lucha por recuperar la vista: un accidente con sosa cáustica le ha quemado los ojos por completo.

En una campaña de GoFundMe, Marta Bustos explica que es aficionada a preparar productos de cosmética natural, como detergentes o jabones. El pasado jueves 11 de junio, sin embargo, algo falló.

Estaba utilizando sosa cáustica para fabricar estos productos y, de repente, "me saltó en la cara. Boca, nariz y ojos". Desde entonces tiene las córneas completamente quemadas y lucha en la cama de un hospital por salir adelante.

La joven está ingresada en el Harborview Medical Center de Seattle. El pasado 13 de junio tuvo su primera operación: "En menos de una semana, mi piel ya se ve mucho mejor, o eso es lo que me dicen", asegura.

Nota que su piel esta mejor y siente que esta sensación "ha sido como volver a nacer". Ahora está a la espera de más operaciones y a recibir un transplante de córnea con el que podría salvar cierta visión.

"Es una putada de la vida, aunque siempre soy una persona muy optimista, es injusto que te tengas que dar cuenta de la belleza de la vida y de todas las cosas que nuestro cuerpo hace por nosotros a través de un palo tan duro. Soy muy optimista y estoy súper animada. Quiero volver a vivir y tomar las riendas de mi vida, incluso en el peor de los casos. Confío en el avance de la tecnología, en el poder de la mente, en la actitud",relata.

El hospital asegura que le da ánimos por el futuro de su visión y que podrá salvar cierta capacidad si sigue los tratamientos y destaca que el "único hándicap" en este momento se encuentra en la vista.

Ola de solidaridad

La joven ha enfrentado un problema: el sistema sanitario de Estados Unidos no atiende sin seguro y su póliza no cubría esta intervención. Por ello pidió 75.000 euros para afrontar los gastos de las intervenciones.

Afortunadamente, se ha despertado una ola de solidaridad en internet. Más de 10.000 personas han donado hasta sumar 200.000 euros en solo 24 horas, gracias en especial a la campaña que había iniciado su madre.

"Tiene quemaduras muy severas en la cara y los ojos, además de las córneas totalmente quemadas", ha explicado la madre de Marta, Anna Góngora, a Diari de Terrassa.

La madre, que no ha podido viajar hasta Seattle junto a su hija por la pandemia, confiesa que está muy nerviosa"por la incertidumbre de cómo quedará Marta,q ue lleva ya cuatro operaciones".

Artículos recomendados

Comentarios