Buscar
Usuario

Política

Marjaliza detalla sus pagos al PP nacional para llevarse las obras del Metro de Madrid

El principal "arrepentido" de la Trama Púnica relata cómo funcionaban los pagos en B dentro del PP madrileño.

El empresario arrepentido y uno de los cabecillas de la Trama Púnica, David Marjaliza, reconoció el pasado 12 de julio los pagos que realizó al Partido Popular en metálico y a través de Fundescam, una organización perteneciente al PP madrileño de Esperanza Aguirre.

Marjaliza lleva colaborando con la Justicia desde el verano de 2015. En su última declaración a iniciativa propia y realizada en la Audiencia Nacional, aportó nueva documentación sobre la trama.

En su relato, Marjaliza se centra en el año 2007 y cuenta todo tipo de detalles sobre cómo se desarrollaba este tipo de prácticas: "En el año 2007, una vez que ya nos habían adjudicado las obras en el metro, en la Comunidad de Madrid (Granados) también me dijo que tenámos que hacer un gesto y que hiciera una donación en Génova".

A partir de allí, el exmano izquierda de Esperanza Aguirre le dio pie para realizar los siguientes pasos: "A través de un exconcejal del Ayuntamiento de Madrid, Pepe Bonet, fui a Génova. Llegamos a la recepción. En recepción habló con la señorita de la puerta, yo no tuve carné de identidad, pasé directamente a la quinta o a la sexta planta, y estuve con don Álvaro Lapuerta y con don Luis Bárcenas y doné 60.000 euros en efectivo", señala.

La pelea entre Ignacio González y Francisco Granados

González y Granados mantenían una lucha para ganar el favor de Génova "González y Granados mantenían una lucha para ganar el favor de Génova"

Los tejemanejes que partían del PP madrileño alcanzaban la dirección nacional del partido. La gran enemistad que mantenían la mano derecha de Esperanza Aguirre (Ignacio González) y mano izquierda (Francisco Granados) se materializaba en presiones.

Ambos querían convertirse en los favoritos de Génova, con el fin de tomar mejor posición de salida ante una hipotética salida de Esperanza Aguirre, que finalmente se produjo en 2012 con el beneplácito de González.

Según relata Marjaliza, Granados le convenció para realizar ese pago con el único fin de ganarse el beneplácito de Génova. La duración fue de "unos 20 minutos" y falta comprobar el grado de conocimiento que mantenía la cúpula del PP en torno al dinero que iban a utilizar para sus propias campañas electorales.

Marjaliza asegura que pagó al PP para recibir obra pública "Marjaliza asegura que pagó al PP para recibir obra pública"

Marjaliza asegura que los pagos al PP venían de "mucho tiempo atrás, desde el año 2000 o 2001". Asegura que solo cuenta con un recibo de aquellas aportaciones, pero calcula que se produjeron un total de "cinco o seis"-

"Nos estaban ayudando, estaba dentro de ese contexto de obras, de viviendas y de comisiones", señalaba ante el juez, reconociendo también que los pagos se realizaban como consecuencia de la adjudicación de obra pública.

El constructor también ha hablado sobre los "regalos" que realizó a Granados. Entre ellos, sus casas en Marbella: "Hemos encontrado los contratos que corroboran los alquileres de esas casas. Lo nuevo es que he encontrado en la contabilidad d ela compañía los contratos de alquiler de los años 2006, 2007, 2008, 2009 [...] Su vivienda estaba alquilada un mes al año, pero realmente la tenía todo el año". Mientras tanto, el juicio continúa, con nuevas piezas de corrupción, como la construcción de la Ciudad de la Justicia durante la época de Esperanza Aguirre.

Artículos recomendados

Comentarios