¿Usaron Cospedal y Soraya las cloacas del Estado en su batalla para destruir sus carreras?

¿Usaron Cospedal y Soraya las cloacas del Estado en su batalla para destruir sus carreras?

El PP ha vivido fuertes guerras internas protagonizadas por las dos personas con mayor poder durante la era de Rajoy: Cospedal y Soraya.

Política Adrián Parrondo Adrián Parrondo 02 Noviembre 2018 10:11

"Cospedal me llamó por su pelea a muerte con la pequeñita". Esas fueron las palabras que el comisario Villarejo pronunció en febrero de 2017 ante dos empresarios implicados en la Trama Tándem, Juan y Fernando Muñoz.

Algunos sospecharon que Villarejo iba de farol y otros pensaron que estas palabras formaron parte de una advertencia hacia la exsecretaria general. No hay que olvidar que aquella afirmación se publicó en las semanas previas al estallido de un caso que ha terminado con sus aspiraciones políticas hacia Bruselas.

¿Utilizaron Cospedal y Soraya las cloacas del Estado para terminar con sus carreras políticas? ¿Villarejo fue una pieza fundamental en la pelea entre las enemigas más poderosas del PP?

"Hay que espiar a Arenas para sacar todo lo que se pudiera"

Javier Arenas siempre ha sido uno de los pocos defensores de Soraya dentro del aparato del PP "Javier Arenas siempre ha sido uno de los pocos defensores de Soraya dentro del aparato del PP"

Los movimientos de Cospedal acaban de salir a la luz. Los audios que hoy publica Moncloa.com confirman que la exsecretaria general maniobró a través del expolicía para debilitar a un férreo sorayista. ¿Cómo? Por el momento sabemos que elaborando un dossier cargado de infromación sobre Javier Arenas, el principal valedor de la todopoderosa mano derecha de Rajoy en el aparato del partido, en el que ella nunca tuvo influencia.

Su papel como vicesecretario general de Política Autonómica y Local del PP era fundamental para colocar a sus afines en las diversas candidaturas autonómicas y municipales. Con la llegada de Pablo Casado, Arenas ha sido sustituido por Vicente Tirado, exsecretario general del PP castellanomanchego durante la etapa de Cospedal.

Según se refleja en la conversación mantenida con Villarejo, el marido de la exministra de Defensa, Ignacio López del Hierro, pidió un "dossier" que sería debidamente "pagado", pero "baratito que estamos tiesos". La intención era averiguar si Arenas estaba implicado en la Trama Gürtel a través de la Fundación de Estudios Europeos.

¿El dossier tenía la intención de destruir pruebas contra el excandidato andaluz o, por el contrario, buscaba acabar con el apoyo fundamental de Soraya? ¿Cospedal quería acabar con aquella 'becaria' que llegó al PP a través de una oferta de trabajo y dejó en segundo plano a históricos militantes? Por el momento no lo sabemos, pero es importante contar con las sospechas en torno al otro sector y la caída de Soria, Fernández Díaz y Cifuentes.

"Hay que tocar los huevos a Cifuentes"

Cospedal y Soraya escenificaron su desencuentro dos días después de la caída de Cifuentes "Cospedal y Soraya escenificaron su desencuentro dos días después de la caída de Cifuentes"

Villarejo no oculta que está pasando un calvario en la cárcel. Al parecer, estaría maniobrando para conseguir un trato de favor o, quién sabe, la libertad condicional. Esto es un comentario habitual que se repite en los mentideros políticos y señalado por varios medios.

Llama la atención en este sentido que, el día posterior a la publicación del vídeo de las cremas de Cifuentes, Villarejo pudiera aliviar sus penas con una visita a la enfermería de la cárcel, uno de los sitios más codiciados entre los presos. Dos días después de la caída de la exlíder madrileña, Cospedal y Soraya escenficaron perfectamente su mala relación el 2 de mayo en la Puerta del Sol, sin dirigirse la palabra y con cara 'de pocos amigos'.

Llegados a este punto, destacaremos el interés de "tocar los huevos" por parte de los sorayistas a Cifuentes (como dijo Ignacio González en una conversación intervenida por la Guardia Civi). La expresidenta madrileña era una auténtica protegida de Cospedal y ganaba enteros para suceder a Rajoy en una encuesta interna realizada en enero de 2018. Por otro lado, Villarejo y su entorno controlaban la comisaría de Puente de Vallecas que gestionó este robo y cuyo director, Manuel Patricio Rodríguez San Román, enfrenta hasta cinco años de cárcel por su imputación en la Operación Emperador.

Por otro lado, todos los escándalos que han afectado a los afines de Cospedal y díscolos de Soraya, como el exministro de Industria, José Manuel Soria y el extitular de Interior, Jorge Fernández Díaz, habían sido señalados en varias ocasiones con una fuente: Félix Sanz Roldán.

La amistad entre Soraya y Sanz Roldán es ampliamente conocida "La amistad entre Soraya y Sanz Roldán es ampliamente conocida"

El director del CNI (mantenido por Margarita Robles) es un íntimo de Soraya. De hecho, esta institución pasó de Defensa a vicepresidencia durante el Gobierno de Rajoy en un movimiento inédito (que ahora se revierte). Las acusaciones que señalan que la exvicepresidenta ha utilizado esta institución para sus propios intereses se han repetido en los medios y en biografías no autorizadas, como destacan Gabriela Bustelo y Alejandra Ruiz-Hermosilla en el libro 'La Vicepresidenta'.

Villarejo siempre ha nadado a dos aguas, algo que nunca ha ocultado: "Os prefiero a vosotros, porque los del PSOE cuando gobiernan son un desastre y me llaman todos los días", espetó ante Cospedal durante su reunión en Génova el 21 de julio de 2009 y publicada por Moncloa.com.

Rajoy manifestó en privado y en varias ocasiones su malestar ante la batalla entre su mano derecha e izquierda, que parecían más preocupadas en desgastarse entre sí antes que en trabajar conjuntamente por el bien del partido. ¿Qué falta por salir?

Comentarios