Buscar
Usuario

Televisión

Maneskin da la sorpresa en Sanremo y representará a Italia en Eurovisión 2021 con 'Zitti e buoni'

La banda con su toque rock enamoraron a prensa y público alzándose con la victoria sin esperarlo nadie.

Maneskin da la sorpresa en Sanremo y representará a Italia en Eurovisión 2021 con 'Zitti e buoni' Maneskin da la sorpresa en Sanremo y representará a Italia en Eurovisión 2021 con 'Zitti e buoni'

Foto: Facebook

Llevábamos una semana leyendo que el Festival de Sanremo estaba haciendo furor entre los jóvenes italianos. En un año donde la audiencia se ha visto resentida a pesar del confinamiento (la final registró 700.000 espectadores menos que la de 2020 y una caída de unos siete puntos de share), la RAI nos avisaba una y otra vez que el festival triunfaba en redes y entre la juventud, un hecho que podía reflejarse en la clasificación final.

Luego de ver como durante toda la semana la propuesta de Ermal Meta era la más aplaudida por el jurado demoscópico, fue la entrada de la prensa primero, y del televoto después lo que han aupado a un rock irreverente de unos chicos romanos que apenas llevan cinco años en la industria italiana tras su paso por 'Factor X' en 2017. Ellos son Maneskin, los que robaron la victoria al propio Meta y a la también eurovisiva Francesca Michielin junto a Fedez, segundos clasificados del festival.

La semana de Sanremo, la que estuvo en duda hasta último momento por tiras y aflojas para tener público, salvó la papeleta con nota, ofreciendo un espectáculo tremendamente italiano, de larga duración, pero con caras carismáticas que 'vendían' el producto, como las de Zlatan Ibrahimovic, Umberto Tozzi o una Laura Pausini recién llegada de ganar un Globo de Oro. Bajo la dirección artística y presentación de los excéntricos pero entrañables Amadeus y Rosario Fiorello, Sanremo 2021 será presumiblemente la última edición con estos al mando. Reclamando "un descanso y vuelta a la normalidad", Amadeus ha dejado la puerta entreabierta a Sanremo, aunque de momento, su presencia en 2022 no está confirmada.

Respecto al nivel musical, el festival no tuvo tantas luces como en otros años. Con 26 canciones 'in gara', con la salvedad de los propios Maneskin, la performance de Lo Strato Sociale, la personalidad de Irama pese a no poder actuar en directo por Covid, el autotune de Fasma o el show total de Max Gazzé, lo cierto es que Sanremo tiró de la 'canzone italiana' más que nunca. Artistas como Arisa, Analissa, Malika Ayane o Francesco Renga se subieron a la balada de siempre, un género, que en la clasificación general naufragaron a salvedad del tercer puesto de Ermal Meta.

La crítica, por último, consideró oportuno agraciar a Willie Peyote con el premio Mia Martini a mejor canción. Colapesce e Dimartino recibió el premio Lucio Dalla a mejor canción para la prensa, Madame con apenas 19 años recibió el premio a mejor letra, y Ermal Meta se llevó el premio de mejor composición. Pero el premio gordo, fue para los Maneskin, los que "están deseando que llegue Eurovisión"

Un giro de performance frente a la Italia clásica

Los Maneskin suponen un cambio radical en Sanremo "Los Maneskin suponen un cambio radical en Sanremo"

Nos encanta Sanremo por el aroma a clásico que tiene. El Teatro Ariston ha vivido ya más de sesenta ediciones, y entre ramos de flores (que este año por primera vez se entregaron también a los chicos), una solemne orquesta, y humor un poco chapado a la antigua, van desfilando temas que por norma general son clásicos.

Sin embargo los tiempos cambian, y en una colección de canciones más o menos estáticas, la que apuesta por el movimiento, suele ganar. Es el caso del 'Zitti e Buone' de Maneskin, un tema que o te horroriza o te enamora, pero al menos no te deja indiferente, algo clave para Eurovisión.

Hubo que esperar a la rueda de prensa del día siguiente para conocer si la banda apostaba por ir al festival, y su respuesta fue de lo más ilusionante. En un año donde los 26 cantantes dijeron previamente sí al festival (nunca había ocurrido antes), los Maneskin declaraban que "obviamente iremos a Eurovisión", dejando claro que "no ven la hora de que llegue ya mayo".

Ese hambre, y ese toque juvenil, le puede funcionar muy bien a la RAI en Róterdam. Teniendo como gran rival a Finlandia y sus Blind Channel, que son una candidatura del mismo corte, el que más consiga convencer, arrasará con buena parte de televoto, aupándole a bien seguro cerca del top-10. El tiempo corre, y en apenas quince días la televisión italiana tendrá que acortar la canción (ahora dura 3:49), adaptarla al formato eurovisivo, y grabar su actuación de reserva. El tiempo corre, pero ya con la seguridad de que Sanremo ha concluido y lo ha hecho con nota, todo será más fácil. Solo queda esperar a la irreverencia italiana, la que seguro que enamorará en Países Bajos.

Artículos recomendados

Comentarios