Buscar
Usuario

Política

Madrid pedirá el paso adelantado a la fase 2 tras excluir a los sanitarios de sus reuniones

La presidenta madrileña aclaró hace varias semanas que apostaría por una desescalada adelantada tras conversar con empresarios de la región.

Madrid pedirá el paso adelantado a la fase 2 tras excluir a los sanitarios de sus reuniones

Sin haber pasado por la fase 1 de la desescalada, el Gobierno de la Comunidad de Madrid ya está pensando en la posibilidad de entrar en la fase 2. "Queremos ver si autorizan el lunes el pase a la fase 1 y no descartamos que podamos presentar la petición de acelerar el paso a la fase 2 en la Comunidad de Madrid", ha asegurado el vicepresidente regional, Ignacio Aguado. Quieren saltarse incluso el período de dos semanas entre fases, como recomiendan los epidemiólogos: Madrid quiere pasar a la fase 2 tras una semana en la 1.

La fase 2 se trata del escenario en el que ahora se encuentran las islas de Formentera, La Gomera, El Hierro y La Graciosa, donde el aislamiento geográfico y la baja contagiosidad han sido determinantes. En Madrid, la situación es distinta: es un núcleo de transportes y el epicentro de la pandemia en España. De hecho, sigue en la misma fase que Barcelona y que grandes áreas de Castilla y León, donde también gobierna una coalición de PP y Ciudadanos que ha pedido expresamente no pasar a la fase 1 por una cuestión sanitaria.

Estas declaraciones se producen, además, cuando la Comunidad de Madrid excluye al Colegio de Médicos de Madrid de las reuniones para abordar la situación de la crisis sanitaria. En el último encuentro hubo presencia del Colegio Oficial de Enfermería, Farmacéuticos y Odontólogos; pero se vetó la presencia de los médicos, en un organismo que representa a 47.000 profesionales en la región. Después, sin presencia de médicos por el veto y únicamente con organizaciones a favor de sus planes, el Gobierno regional ha anunciado el encuentro así:

La propia Ayuso no ha tenido problema en reconocer públicamente que solicitó el paso a la fase 1 tras reunirse con los representantes de los empresarios en la región. De hecho, su decisión llevó a la dimisión de la directora de Salud de la Comunidad de Madrid, Yolanda Fuentes, la responsable de gestionar la pandemia en esta comunidad autónoma, posicionada en contra de este gesto.

El veto a profesionales críticos en las reuniones

Isabel Díaz Ayuso no ha justificado el motivo por el que veta en las reuniones a los profesionales sanitarios que se posicionan en contra de su desescada. La Comunidad de Madrid se limita a explicar que "habrá más reuniones próximamente donde se seguirá viendo a más colectivos y colegios profesionales", pero ni da fechas ni siquiera explica qué colectivos va a reunir.

El  Colegio Oficial de Médicos ha sido muy crítico con la gestión de la pandemia, aduciendo varias recomendaciones técnicas. Entre ellas, ha reclamado más personal para la atención primaria para hacer test o rastreos (750 profesionales), también la apertura de los centros de salud que se han cerrado antes de la pandemia.

Isabel Díaz Ayuso ha reconocido que apoyó el paso a una desescalada acelerada tras reunirse con varios empresarios de la región "Isabel Díaz Ayuso ha reconocido que apoyó el paso a una desescalada acelerada tras reunirse con varios empresarios de la región"

El Gobierno de la Comunidad de Madrid, lejos de sentarse a dialogar con los profesionales médicos, ha apostado por cargar contra ellos. "A veces vemos al Colegio Oficial de Médicos haciendo la labor que hacen ya los sindicatos", afirma el consejero del ramo, Enrique Ruiz Escudero, a pesar de que esta organización no es un sindicato ni se encuentra vinculada a ningún partido político.

De hecho, la falta de medios en la sanidad madrileña ha sido reiteradamente denunciada por los profesionales de la región y desde otros colectivos de médicos diferentes al Colegio Oficial de Médicos.

Entre ellos, la Plataforma de Médicos de Atención Primaria AP Se Mueve, que publicó un comunicado con las siguientes reclamaciones: "No queremos entrar en política. Esto es un análisis técnico. Hacen falta 750 médicos en la AP madrileña para igualarnos al resto de comunidades autónomas. Y enfermeras, personal administrativo y la dotación de rastreadores necesaria para trazar los contactos. Si la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid no apuesta ahora por nosotros, no lo hará nunca".

Este organismo destaca también las carencias del sistema sanitario de la región: "Desgraciadamente, tras años de recortes, iniciamos la crisis COVID-19 con un déficit estructural de 600 médicos de familia y 150 pediatras. Con 5 minutos con paciente".

Artículos recomendados

Comentarios