Buscar
Usuario

Noticias

Mata a puñaladas a su hija de 11 años en EEUU porque creyó que había perdido la virginidad

La acusada se justifica asegurando que la niña "sonreía de manera diferente".

Rosa Alcides Rivera, una joven de 28 años, ha sido detenida en Orlando por matar a puñaladas a su hija de once años. La acusada llegó a acuchillar a su propia hija en hasta quince ocasiones.

En los interrogatorios, la mujer ha asegurado que atacó a su hija porque pensaba que estaba manteniendo relaciones sexuales con hombres. El motivo para justificar este argumento fue el siguiente: "Sonreía de forma direferente".

La madre aseguraba que su hija "La madre aseguraba que su hija "sonreía de forma diferente"

Aleyda Rivera, que era el nombre de la pequeña, murió en el acto y su madre fue detenida en el acto por los agentes policiales en el propio domicilio. Ahora, mientras continúa la fase de instrucción, Rosa se enfrenta a una pena por asesinato en primer grado.

Autolesiones y desesperación

Rosa Alcides enfrenta un delito de asesinato en primer grado "Rosa Alcides enfrenta un delito de asesinato en primer grado"

Cuando la policía se presento en el lugar de los hechos, Rosa les contó que un hombre se había dado a la fuga después de apuñalar a Aleyda. Sin embargo, poco después terminó reconociendo que la tropelía había sido cometida por ella misma. Aunque esto no acaba aquí: cuando los médicos certificaron la muerte de la pequeña Aleyda, Rosa reaccionó de forma muy violenta con un cuchillo en la mano.

Los agentes consiguieron reducir a la madre y fue trasladada a un hospital donde curaron todos los cortes que se hizo en las muñecas. Posteriormente pasó a disposición judicial a la espera de conocer la pena final por la muerte con enseñamiento que ella misma ha confesado.

Artículos recomendados

Comentarios