La madre de Godella pide hablar con sus hijos después de sufrir otro ataque psicótico

La madre de Godella pide hablar con sus hijos después de sufrir otro ataque psicótico

La presunta parricida tuvo que ser reducida tras un violento ataque en el que atacó a los funcionarios de prisiones y los acusó de ser "de la secta".

La madre de los niños asesinados en Godella ha sufrido un nuevo brote psicótico similar al que pudo tener el día que presuntamente mató a sus hijos. La supuesta parricida lleva interna varios días en la unidad de psiquiatría de la cárcel de Picassent. Después de no querer prestar declaración ante el juez, la mujer ha sufrido un ataque psicótico por el que emprendió a golpes contra los funcionarios. 

Según ha podido saber el programa 'Cuatro al día', la presunta asesina ha sufrido un cambio radical después de varios días de aparente normalidad. En esta ocasión, varios funcionarios tuvieron que reducirla en un nuevo episodio violento después de propiciarle patadas y puñetazos a los trabajadores de la cárcel. 

Quiere hablar con sus hijos

Imagen del estado en el que encontraron a la presunta parricida el día de su detención "Imagen del estado en el que encontraron a la presunta parricida el día de su detención"

Han sido las dos únicas funcionarias que prestan servicio en ese departamento las que han avisado al jefe de servicios pidiendo ayuda ante la violencia que presentaba la mujer. Una de las funcionarias de la cárcel de Picassent ha declarado para el programa de Cuatro que tuvieron que "pedir refuerzos porque María lanzaba patadas, puñetazos, arañaba, y escupía". 

La trabajadora también ha explicado que la madre"quería hablar con sus hijos" y que "presentaba una especie de delirio". El nuevo ataque ha pillado desprevenidos a todos en la cárcel porque hasta momentos antes de lo ocurrido, María "estaba completamente normal, hablaba con sus compañeras de internamiento y manifestaba una actitud completamente normal", según explica la funcionaria.

Durante el momento de enajenación, la joven ha insultado a los trabajadores diciendo que eran parte de la secta, y cuando estos han avisado a los servicios médicos, ha expresado que no quería que la envenenaran, sintiéndose atacada por las personas que intentaban reducirla. 

No está medicada

La mare del crimen de Godella ha sufrido un ataque psicótico "La mare del crimen de Godella ha sufrido un ataque psicótico"

Esta trabajadora se ha unido a la denuncia del resto de funcionarios de la cárcel de Picassent, que aseguran que María no está tomando ninguna medicación porque no disponen de servicio de psiquiatría, solo acude una persona para ayudarles un par de veces al mes. La presunta parricida está a la espera de ser tratada por un especialista. Fuentes cercanas a la investigación han asegurado a Informativos Telecinco que María "todavía no ha sido diagnosticada ni está tomando medicación, con lo cual no sabemos lo que ha podido pasar por su cabeza". 

Comentarios