El machismo le ha costado caro al equipo de fútbol de Harvard

El machismo le ha costado caro al equipo de fútbol de Harvard

En Harvard, la temporada de fútbol masculino ha sido suspendida por el comportamiento machista de los jugadores.

Noticias Maribel Baena Maribel Baena 22 Noviembre 2016 13:17

La Universidad de Harvard, en Massachusetts, Estados Unidos, ha suspendido completamente lo que quedaba de temporada de fútbol masculino debido al machismo de sus jugadores. Y es que tras una revisión en la Oficina del Procurador General, se ha demostrado que los jugadores del equipo habían estado repartiendo una especie de lista donde clasificaban a las mujeres según su físico. En esa lista, ponían nota a las mujeres según su atractivo sexual así como su apariencia física, usando, incluso, connotaciones vulgares, como si no fuera lo suficientemente vulgar clasificar a alguien por su físico.

Ha sido el propio director del área deportiva, Robert L. Scalise, el que ha escrito un correo electrónico a todos los estudiantes que formaban parte del equipo, informándoles de la decisión. Se ha decidido castigar a absolutamente todos los miembros del equipo puesto que "la práctica parece estar muy extendida". No es algo nuevo, sino que, al parecer, esta lista comenzó a hacerse en el año 2012 y ha continuado existiendo desde entonces.

Para el equipo masculino de fútbol de Harvard se ha acabado ya la temporada "Para el equipo masculino de fútbol de Harvard se ha acabado ya la temporada"

"Como resultado directo de lo que hemos podido observar, hemos decidido cancelar el resto de la temporada de fútbol masculino durante el año 2016", ha señalado Scalise en el correo electrónico que ha enviado. "El equipo perderá los juegos restantes, y rechazará cualquier oportunidad de lograr un campeonato de la Ivy League o participar en el Tornoe NCAA este año". Hay quien ha catalogado de excesiva la medida, señalando que algunos de los jugadores del equipo pueden llegar a depender de becas deportivas para continuar sus estudios. No obstante, ante faltas de respeto y muestras de machismo y misoginia de tal calibre, la medida está más que justificada.

Según el medio norteamericano The Crimson, en el año 2012 el equipo de fútbol masculino creó un "scouting report", o informe de exploración, de las jugadoras de fútbol femeninas de ese año. Estuvieron calificándolas numéricamente, y asignando a cada una de ellas una hipotética posición sexual. La presidenta de la Universidad, Drew G. Faust, ha asegurado que revisará el asunto al completo.

Machismo incluso en los más jóvenes

"La decisión de cancelar una temporada es grave y consecuente, y refleja el punto de vista de Harvard de que tanto el comportamiento del equipo como el hecho de no ser haberse tratado todo el tema al principio es totalmente inaceptable", ha explicado Faust en un comunicado. A esto ha añadido que estas actitudes "no tienen lugar en Harvard, y van en contra del respeto mutuo, un valor fundamental de nuestra comunidad". Rebajar a las jugadoras del equipo femenino a meros objetos sexuales, como parecen haber hecho estos jugadores masculinos al puntuar su atractivo físico, es un síntoma claro de machismo.

Pese a que a ellos pudiera parecerles al principio una broma, no solo es ofensivo sino que puede acabar degenerando en actitudes mucho más tóxicas. Es por eso que desde la Universidad han decidido atajar desde el principio, y dejar claro que no consienten este tipo de comportamientos entre sus estudiantes.

Las jugadoras femeninas eran clasificadas y puntuadas por su físico "Las jugadoras femeninas eran clasificadas y puntuadas por su físico"

Faust ha declarado que estaba "profundamente angustiada al saber que las terribles acciones del equipo de fútbol masculino del año 2012 no se limitaron a ese año, ni a unos pocos individuos". Porque eso quiere decir que no es un problema aislado, sino algo mucho más grave y que debe de ser analizado y corregido. No debemos olvidar que son jóvenes, y que se supone que los valores de igualdad y respeto deben enseñarse desde el colegio. Estos deportistas han demostrado que, al menos en sus casos, estos valores brillan por su ausencia.

La semana pasada, cuando Scalise pudo ver por primera vez los documentos (que hasta hace poco eran públicos a través del grupo de Google del equipo de 2012 en internet), señaló que se pondría inmediatamente en contacto con los entrenadores de ambos equipos. Pero también agregó que todo lo que se tratara posteriormente debería ser a nivel interno, puesto que "no es una cosa de los medios". La imagen de Harvard podría verse perjudicada con este tipo de situaciones, y eso es algo que saben bien desde la Universidad.

La Oficina de Prevención y Respuesta a la Agresión Sexual de Harvard ha asegurado que trabajará más duro para educar al equipo de fútbol masculino de forma específica, y a los estudiantes en general. "El equipo deportivo de Harvard tiene cero tolerancia con este tipo de comportamientos", ha añadido Scalise. Por lo pronto, todos los jugadores masculinos pueden despedirse de jugar lo que resta de temporada.

Comentarios