Buscar
Usuario

Noticias

Los macabros juegos de un centro de donación: cuerpos de hombres con cabezas de mujeres

La espeluznante historia de cómo el FBI desmanteló este centro de donación de cadáveres en Phoenix, Arizona.

Los macabros juegos de un centro de donación: cuerpos de hombres con cabezas de mujeres

10 toneladas de miembros amputados del cuerpo humano fueron encontradas por la policía estadounidense en el Centro de Recursos Biológicos de Phoenix, en Arizona. Todos estos restos se utilizaban para prácticas macabras. Se trata de una espeluznante historia que se ha conocido ahora pero que lleva años escribiéndose. 

Aunque parezca increíble, este relato conocido ya como 'Los descuartizadores de Arizona' es totalmente verídico. Lo que el FBI se encontró en este centro de donación de cadáveres de Phoenix fue, tal y como lo describen sus responsables de manera literal, cubos llenos de cabezas y extremidades, así como genitales masculinos y miembros de diferentes personas cosidos entre sí. Y lo más fuerte: una cabeza de mujer cosida a un cuerpo de hombre colgado de una pared. Los restos no tenían etiquetas ni identificaciones y, según los agentes, habían sido cortados con motosierras y sierras de cinta. 

Al parecer, los responsables del centro se dedicaban a descuartizar los cadáveres para jugar con ellos. En vez de realizar las investigaciones médicas pertinentes, motivo por el cual todos los donantes cedían sus cuerpos sin vida o los de sus familiares, los trabajadores de este negocio preferían jugar con los cadáveres al doctor Frankestein y también vender miembros humanos en el mercado ilegal, según han informado medios locales. 

La demanda de las familias estafadas

Al parecer, las tarifas variaban dependiendo de la parte del cuerpo: una cabeza costaba 500 dólares, una pierna 1.100 y uno brazo 750. El cuerpo entero de una persona podía llegar hasta los 5.000 dólares, e incluso vendían pies y rodillas sueltos por menos de 500 dólares. 

Aunque el FBI asaltó el centro hace cinco años, los testimonios de lo que allí se encontraron se han hecho públicos debido a las demandas de los familiares. Según estas denuncias, esta actividad ilegal podría haber estado sucediendo desde 2007, tiempo en el que muchas personas habían donado los cuerpos de sus familiares.

El centro fue demandado en 2014 por ocho familias después de que se descubrieran partes de cuerpos con las que se estaban fabricando. Cinco años después son doce las personas demandantes contra este centro de los horrores y su responsable Stephen Gore, según consta en la denuncia.

Artículos recomendados

Comentarios