Buscar
Usuario

Noticias

Libertad para un violador múltiple de Barcelona cuyo "riesgo de reincidir es elevado"

La Fiscalía ha ordenado a los Mossos emitir un aviso a las víctimas para que sean conscientes de su salida.

Gregorio Cano, conocido como el violador de la Verneda, podrá salir el próximo jueves 3 de mayo tras cumplir condena por 17 agresiones sexuales que el propio acusado confesó. Ha pasado 20 años en prisión, por lo que cada violación ha supuesto algo más de un año de cárcel.

La excarcelación de Cano llega en contra del criterio de los técnicos, que consideran que aún no se ha rehabilitado y que el riesgo de reincidencia es "elevado", tal y como han registrado en los informes.

Fotografía del juicio en el que el violador de la Verneda fue condenado a 167 años de prisión "Fotografía del juicio en el que el violador de la Verneda fue condenado a 167 años de prisión"

Para evitar cualquier riesgo, el ministerio público ha decidido activar el protocolo previsto para antiguos presos de estas características. En concreto, un equipo de los Mossos perseguirá y monotorizará todos los movimientos de Cano para evitar cualquier problema. Además, la Fiscalía ha ordenado poner en conocimiento a todas las víctimas para que tomen las precauciones pertinentes.

Las personas a las que Gregorio Cano agredió podrán contar, además, con la custodia de un agente de los Mossos, aunque solo recibirán protección durante el primer mes tras su excarcelación.

Cano fue condenado tras repetir el mismo modus operandi en cada uno de sus delitos. Atacaba a sus víctimas con una navaja. Siempre eran mujeres de entre 18 y 39 años y fue detenido en 1998 después de que la policía le tendiera una trampa utilizando a una agente vestida de paisano como cebo.

Condenado a 167 años de prisión

Gregorio Cano cuenta con un perfil reincidente "Gregorio Cano cuenta con un perfil reincidente"

La salida de prisión de Gregorio Cano se produce 20 años después de su ingreso en la cárcel. La Justicia le condenó a un total de 167 años, pero la condena efectiva se reduce a dos décadas en cumplimiento de la ley actual.

En todo ello, influye que el violador de la Verneda fue el primer condenado al que el tribunal le aplicó medidas para computar los beneficios penitenciarios, por lo que tuvo que cumplir la pena máxima que corresponde a este tipo de delitos.

Su situación, por tanto, se aleja de otros condenados como el violador del Eixample o el violador de la Vall de Hebron, que cumplieron 16 y 13 años respectivamente entre rejas. Su reducción de condena llegó gracias a labores de lavandería o limpieza dentro de la prisión.

Artículos recomendados

Comentarios