Una ley en Australia censura algunos tipos de vaginas

Una ley en Australia censura algunos tipos de vaginas

La ley australiana permite desnudos íntegros en las revistas de 'soft porn', pero las vaginas tienen que ser lo suficientemente "discretas" para no ser censuradas

Vida Susana Fernández-Galiano Susana Fernández-Galiano 02 Diciembre 2016 16:58

Como todo el mundo sabe, hay cientos de tipos de vaginas anatómicamente normales: con los labios mayores tersos, caídos, con los labios menores sobresalientes, y un largo etcétera. Pero el Gobierno australiano cree que solo algunas son lo suficientemente "discretas" para aparecer en determinados sitios.

La ley australiana prohíbe penes erectos y algunos tipos de vaginas "La ley australiana prohíbe penes erectos y algunos tipos de vaginas"

La normativa australiana es clara: "Manifestaciones realistas del desnudo erótico no deberán tener un fuerte impacto estético. Las ilustraciones realistas deben contener detalles genitales discretos, no deben hacer énfasis genital". Esto significa que las vaginas que aparezcan deben estar en segundo plano, y no ser demasiado 'vistosas'. Los penes también se ven afectados: no pueden aparecer erectos, puesto que esto sería visto como "hacer énfasis genital".

El documental 'The Labiaplasty Fad' ha explorado este tema en profundidad, preguntando a varios profesionales que trabajan en revistas de 'soft porn' que han confirmado que la ley australiana les lleva a publicar un único modelo de vagina: con los labios tersos, la matriz cerrada y una labia de entre 2 y 10 centímetros de longitud y de 0.7 a 5 centímetros de anchura, según recoge el portal Magnet. Vamos, que el clítoris quede bien escondido y que los labios no sean demasiado colgantes. Como la vagina de una Barbie.

El retoque de vaginas es común en la industria de 'soft porn' australiana "El retoque de vaginas es común en la industria de 'soft porn' australiana"

Esto significa que muchas veces los editores tienen que photoshopear las vaginas para hacerlas más modestas, puesto que si no se arriesgan a que el Gobierno retire sus publicaciones o las califique como aptas solo para adultos, lo que significa que no podrían ser vendidas en la mayoría de establecimientos australianos.

Pero hay un efecto más preocupante: la creación de complejos sobre sus cuerpos a las mujeres australianas. Un estudio se encargó de demostrar que a las mujeres les afecta negativamente estar expuestas a un único modelo de vagina: empiezan a pensar que la suya es 'anormal'. El estudio, llevado a cabo por la Universidad de Flinders, en el sur de Australia, separó a dos grupos de chicas. Al primer grupo se le mostró un vídeo de cómo se realiza una vaginoplastia, mientras que al segundo se le mostraron fotos con diferentes tipos de vaginas. Después se preguntó a ambos grupos sobre los tipos de vaginas: el primer grupo se mostró menos permisivo con lo que entraría en la definición de una vagina'normal'.

Complejos en las mujeres australianas

'Labia Library' pretende a ayudar a mujeres a comprender que hay muchos tipos de vaginas normales "'Labia Library' pretende a ayudar a mujeres a comprender que hay muchos tipos de vaginas normales"

Esto se ve en la vida real de las mujeres australianas: en una década se han triplicado el número de labioplastias, y los médicos afirman que podría haber muchas más, ya que muchas se realizan en clínicas privadas que no hacen públicos sus datos. Advierten también de que la gran mayoría de estas operaciones se realizan en vaginas anatómicamente normales.

Para ayudar a las mujeres australianas a comprender que probablemente sus vaginas sean totalmente normales, se ha abierto en Australia la página 'Labia Library', que muestra algunos tipos de vaginas y aconseja sobre qué hacer si realmente una mujer está preocupada porque cree que sus labios no son normales. Además, se muestra totalmente en contra de la ley que obliga a editar algunos tipos de vaginas

Los propios legisladores de Australia tampoco están de acuerdo con esta ley: "No creo que fuese correcto, ni ahora ni hace 20 años, que se obligase a retocar las partes femeninas. Eso ha creado una norma antinatural, falsa de ver el cuerpo de la mujer. Y me alegraría si eso se corrigiese", declaró la senadora Fiona Patten.

Con la revolución que vivimos hoy en día para aceptar todo tipo de cuerpos, razas, religiones y sexualidades, es hora de luchar por la aceptación de todas las formas de vagina.

2 Comentarios

  • Más recientes
  • Mejor valorados