Una joven lesbiana paga la cena a una familia homófoba dándoles una lección de amor

Una joven lesbiana paga la cena a una familia homófoba dándoles una lección de amor

Natalie Woods escuchó como tres comensales discutían sobre la sexualidad de un familiar prometiendo que "rezarían" por él, por ser un "gay liberal".

Vida Víctor Mopez Víctor Mopez 21 Noviembre 2016 13:31

"Al que te hiriere en la mejilla, dale también la otra". Estas fueron las palabras de Jesucristo según recoge el evangelio de Lucas en el versículo 29 del capítulo sexto. A veces, sin embargo, más que poner la otra mejilla ante un ataque, resulta más efectivo dar una lección capaz de dejar sin palabras. Eso precisamente fue lo que hizo Natalie Woods ante los ataques homófobos que escuchó en un restaurante.

A los pocos días de la victoria de Donald Trump en las elecciones estadounidenses, la joven de Texas cenaba el pasado 11 de noviembre en el  Snuffer's Restaurant cuando una familia cristiana sentada en la mesa de al lado llamó su atención debido a sus palabras. Tal y como recoge The Huffington Post, los tres comensales discutían muy apenados sobre la sexualidad de un familiar: "recemos para que Jesús pueda curar a nuestro sobrino".

"Curar", aquellas personas que se decían cristianas deseaban una "cura" y no porque su sobrino estuviese enfermo. Su único "pecado" era ser "un liberal gay". Asombrada por aquella conversación, Wood decidió actuar, pero no optó por reprenderles, sino por algo mucho más efectivo. Inspirándose en el en el discurso de Michelle Obama en la Convención Nacional Demócrata de 2016, decidió "mostrar amor" pagándoles la cena.

Un mensaje viral

En el recibo de la cena, Natalia Wood dejó escritas unas palabras con el objetivo de hacer reflexionar a la homófoba familia: "Felices fiestas de la muy gay y muy liberal mesa de al lado. Jesús me hizo de esta manera. PD: Acepten a su familia". Antes de que la cuenta fuera entregada, la joven le hizo una foto con su mensaje que subió a las redes sociales convirtiéndose en viral.

"El mundo se hace mejor con acciones de compasión y amor. Gracias ", escribió una persona en la publicación. Agregó otro: "Estoy a menudo horrorizado y avergonzado por las noticias que salen de nuestro estado. Has dado una lección de clase". 

Woods, que solía trabajar para la Campaña de Derechos Humanos, le dijo a HuffPost que el incidente le recordó que a pesar de los avances que la comunidad LGBTQ ha hecho en los últimos años, "esta lucha no ha terminado".

"Es hora de que yo y la gente de este país nos defendamos, defendamos a las minorías, defendamos a las personas de todas las razas y religiones", dijo. "A veces empieza con pequeños actos de amor, a veces se está protestando en las calles, votando...". En última instancia, ella espera que su historia inspire a otros a "continuar el mensaje de amor".

Comentarios