Leonor, la candidata 'punky' de IU protagonista en redes: "Me llaman okupa y mendiga"

Leonor, la candidata 'punky' de IU protagonista en redes: "Me llaman okupa y mendiga"

La candidata de Izquierda Unida-Equo al ayuntamiento de Ávila está siendo víctima de una campaña de despretigió por su imagen.

La polémica que ha surgido en torno a la imagen de Leonor Sánchez, una de las candidatas de Izquierda Unida-Equo al ayuntamiento de Ávila, demuestra cómo se continúa asociando la imagen -vestimenta, peinado, etc.-, a la calidad o no de una persona como política o político. De hecho, hay que recordar la cantidad de portadas, artículos y programas que rellenó el aspecto de Alberto Rodríguez Rodríguez, diputado español de Podemos en el Congreso de los Diputados, cuando acudió el primer día de la pasada legislatura.

Este tipo de debates siempre existirán, pero siempre hay que tratarlos desde el mayor de los respetos. Sin embargo, con Leonor Sánchez, de 34 años, se han traspasado todos los límites y barreras posibles. La campaña de acoso y derribo contra la candidata de Izquierda Unida-Equo está siendo demoledora. Su aspecto en los carteles de la campaña no ha pasado desapercibido y los comentarios sobre ello no han tardado mucho en convertirse en la comidilla, transformándose en un auténtico juicio público hacia ella.

Campaña de desprestigio por su imagen

¿Qué es más importante la imagen o la validez como político? Seguramente, nadie se ponga de acuerdo en este aspecto. Aun así, la campaña de desprestigio que está viviendo Leonor Sánchez se la está "tomando a guasa", como declara la protagonista a El Español. Quizá es lo que mejor se puede hacer en un caso como el que está viviendo ella en sus propias carnes en el escenario virtual víctima de insultos, parodias y faltas de respeto.

Leonor Sánchez es intérprete ambiental, educadora y escritora en su tiempo libre habrá pensado que la ignorancia es el peor de los pecados, en referencia a todos aquellos que se ríen, critican y se mofan de ella. Sin embargo, tiene claro, la política se hace "en la calle" y lo lleva haciendo "desde la adolescencia". Leonor comenzó a cursar Ciencias Políticas, pero por diversos motivos dejó la carrera antes de terminar. Eso sí, no la dejó de lado como es evidente: adoptó un foco más activista al formar parte del 15M y ejercer el activismo en una Plataforma Feminista. Ahora, ha decidido adoptar un papel institucioonal y convertirse en candidata de Izquierda Unida-Equo al ayuntamiento de Ávila para representar a "distintas asociaciones y partidos", según explica a El Español.

El cartel de la polémica "El cartel de la polémica"

El paso definitivo que la llevó a meterse en política fue porque empezó a pensar que la "lucha que hay en la calle y en las instituciones no están reñidas. Es nuestra obligación estar en con la gente en las manifestaciones, pero también el estar dentro", comenta al periódico digital.

Trabajadora incansable

La realidad es muy distinta y, en la mayoría de las ocasiones, mucha gente debería cerrar la boca o pensar dos veces antes de escribir o tuitear para juzgar a una persona por sus apariencias. Leonor Sánchez, como cuenta El Español, gestiona la asociación La Casa Abril donde atiende a inmigrantes, mujeres víctimas de la violencia machista o niños y niñas con riesgo de exclusión social, entre otras. Una organización que define como "apartidista".

La diputada de Izquierda Unida-Equo deja claro que todo se lo toma "a broma" y, entre risas, deja claro que se "ducha" que "no tiene piojos" que no "toma drogas" e invita a todos aquellos que no les gusta su look que venga a mirarla si "tanto os gusta", relata con cierta sorna al periódico digital. Incluso, no duda en explicar que para ella "okupa, mendiga, vegana, comunista, malabarista, independentista y atea" no son insultos.

Comentarios