Buscar
Usuario

Vida

El 'Ken humano' viaja a La India para desintoxicarse y se quita cuatro costillas

El Ken humano ha reducido su cintura y tiene la intención de someterse a más intervenciones para seguir estilizando su figura.

Rodrigo Alves, más conocido como el Ken humano, nos tiene impresionados por su 'extrema naturalidad'. Su gran cantidad de cirugías le ha llevado a quitarse cuatro costillas, contar con una cintura de avispa y una cara que bien podría pasar por la de un dibujo animado.

El resultado de su última operación no deja lugar a dudas y muestra el gran cambio físico que le permite contar con una figura especialmente característica que, seguramente, no deje indiferente a nadie.

Según relata, el procedimiento le ha costado 28 mil dólares y duró más de cinco horas. Además, su intervención no ha sido inocua: la operación le ha dejado con dos suturas en la espalda que miden cerca de 12 centímetros.

El tamaño de su cintura queda, por ahora, en 73 centímetros, aunque Rodrigo Alves tiene la intención de continuar con las intervenciones para que continúe estrechándose. Por ello, ha comenzado a vestir corsés para ir preparando su cuerpo y que no sorprenda tanto tras su futura operación. 

Un viaje de "desintoxicación"

Ahora, tras gastarse un millón de euros y contar con más de un centenar de operaciones... Rodrigo Alves ha considerado conveniente concerderse un viaje de 'desintoxicación'.

Nuestro protagonista ha decidido viajar por La India, donde ha subido todo tipo de fotografías a su perfil de Instagram, en las que podemos obtener una conclusión: Alves ha disfrutado enormemente.

El joven de 34 años ha cogido las maletas y ha subido a las redes todo un conjunto de fotografías en las que aparece disfrutando del calor del país asiático y de los monumentos más emblemáticos del país.

Un viaje que, afirma, "le ha cambiado la vida". Por ello, asegura, "esta experiencia me ha hecho darme cuenta de que hay mucho más en la vida que beber champán e ir a fiestas... Me doy cuenta de que estaba viviendo dentro de una burbuja. Todavía voy a seguir siendo amante de las fiestas, pero con moderación".

Rodrigo Alves también aprovechó para fotografiarse en un orfanato de Nueva Delhi y donar parte de su dienro a una escuela local.

Artículos recomendados

Comentarios