Buscar
Usuario

Política

"La justicia es igual para todos": el discurso del rey Juan Carlos en 2011 que ahora se le vuelve el contra

Se ha hecho viral el discurso de Navidad de 2011 que dio el rey Juan Carlos en el que clamaba por la ejemplaridad de los representantes públicos.

"La justicia es igual para todos": el discurso del rey Juan Carlos en 2011 que ahora se le vuelve el contra

Era el rey campechano. Querido por la mayoría de la sociedad española pese a que por todos eran conocidos sus líos de faldas, Juan Carlos de Borbón gozó durante su reinado del cariño de los súbditos que siempre interpetaron tener una deuda con él por su papel en la transición española y en el golpe de estado del 23-F. Sin embargo, las polémicas de sus últimos años al frente de la corona y sus últimos escándalos han acabado por convertirlo en un repudiado.

Sus turbios negocios y las presuntas comisiones millonarias que habría recibido están enturbiando su jubilación y perjudicando de lleno la imagen de la monarquia, ahora comandada por su hijo Felipe VI. Mientras la sociedad cuestiona la inmunidad del jefe del estado y la clase política se afana en seguir defendiendo lo indefendible, las redes sociales han convertido en viral uno de sus últimos mensajes de Nochebuena.

Era la navidad de 2011 cuando, como marca la tradición, el monarca se colocó delante de las cámaras para ofrecer su discurso el 24 de diciembre. Cuando apenas le quedaban dos años y medio para abdicar, el rey Juan Carlos realizó un discurso llamando a la ejemplaridad.

"Todos, sobre todo las personas con responsabilidades públicas, tenemos el deber de observar un comportamiento adecuado y ejemplar. Cualquier actuación censurable deberá ser juzgada y sancionada con arreglo a la ley. La justicia es igual para todos", dijo desde el Palacio de la Zarzuela. Lo más curioso (o indecente) es que ponunció estas palabras pocos meses después de mover 100 millones de euros a Bahaman. 

Los millones en "donaciones"

El rey emérito, según las últimas informaciones, planeó en el Palacio de la Zarzuela crear una estructura en Suiza para guardar "una donación" de 100 millones de dólares (64,8 millones de euros) que iba a recibir del monarca de Arabia Saudí, que terminó transfiriendo a su amante Corinna, por miedo a que los fondos fueran revelados.

Juan Carlos I se habría reunido en Zarzuela con el gestor de fortunas Arturo Fasana y el abogado suizo Dante Canónica, según desveló éste último en su declaración ante el fiscal en Suiza, Ives Bertossa. El monarca les habría facilitado el contacto del entonces embajador saudí en Estados Unidos, Adel Al-Jubeir, que iba a intermediar en la transferencia de los 100 millones de dólares, un "puro regalo".

"Preguntó si existía la posibilidad de crear una estructura para recibir esta donación. Le respondí que era importante que supiéramos la cantidad y que también era importante crear una estructura totalmente transparente, es decir, que Juan Carlos I apareciera como beneficiario efectivo", explicó el abogado.

Artículos recomendados

Comentarios