8 juguetes sexistas para que tus hijas sean princesas y, tus hijos, héroes

8 juguetes sexistas para que tus hijas sean princesas y, tus hijos, héroes

Las niñas son princesas que se preparan para su príncipe azul, generalmente un constructor de bloques. ¿Por qué esa segregación en los juguetes?

Vida Sara Menéndez Espina Sara Menéndez Espina 15 Enero 2016 11:35

Difícil encrucijada es tratar el tema de los juguetes sexistas, y por varias razones. La primera es la ley del 'de toda la vida'. Nosotras hemos jugado con preciosos bebés que comían y lloraban, Barbies de pelo sedoso, cocinitas con las que imitábamos a nuestras madres, etc. Los niños luchaban contra el mal con sus indestructibles Action Man, sacaban más rendimiento que nadie a un eterno balón de fútbol o tenían una caja de herramientas similar a la de su padre. ¿Por qué cambiarlo?

Bueno, quién habla de cambiar nada, los juguetes tienen que estar ahí, pero deberían estar disponibles para cualquier niño o niña sin recibir rechazo por parte de 'los mayores', que a menudo se ríen de un niño cuidando de un Nenuco o piden a una niña que devuelva los coches a su hermano. Hasta Riley, con lo pequeña que es, se da cuenta de lo absurdo que es esto: 

¿Son los juguetes machistas o los convertimos nosotros en ello? Quizá no ayude la diferente distribución de colores e, incluso, de pasillos en la tienda. En este tema hablaríamos de juguetes sexistas más que machistas, porque ayudan a perpetuar los diferentes roles de género. Sé lo que estáis pensando, "¡no podemos ser todos iguales ni jugar a lo mismo!", pero las diferencias entre las personas no tienen nada que ver con los roles de género: no confundamos igualdad con falta de diversidad.

El juego, ya sea con juguetes o sin ellos, tiene una función muy, muy fuerte en la socialización del niño. Con él aprende a estar en el mundo y en la sociedad, desde que es muy pequeñito, y por ello es pertinente reflexionar qué están aprendiendo los niños con los juguetes.

Os destacamos los ocho juguetes que encontramos en la actualidad en los catálogos que más contribuyen a perpetuar los roles de género. Sí, vamos, que son sexistas:

1 Barbie, siempre perfecta

Barbie va de compras, Barbie se casa, Barbie cuida a sus perritos, Barbie se va de cena de gala, Barbie diseña ropa, Barbie tiene un Fiat 500 rosa, Barbie se maquilla... Barbie hace muchas cosas, también monta a caballo o canta en un grupo de rock. Eh, que Barbie también cocina y pone la lavadora, sino, busquemos algunos de sus accesorios de los 80 y 90, como esa cocina completa tan chula que tenía yo de pequeña.

Pero además de ser buena esposa, ante todo, Barbie es hermosa. Su pelo, sus medidas, su cara, ¿a quién no le encanta la Barbie?

Pero me gustaría que Barbie se pareciera un poco más a las mamás y no creara imposibles estereotipos estéticos a los que aspirar. ¿Para cuándo la Barbie sin maquillar o con lo justo para salir del paso, con el pelo encrespado, el pecho pequeño, curvas convexas o un enorme jersey de lana? Siempre con una sonrisa de felicidad.

Me quiero casar y tener un marido perfectoooooo y ser su esposa perfectaaaaa "Me quiero casar y tener un marido perfectoooooo y ser su esposa perfectaaaaa"

2 Party & Co. Girls

No conocía este despropósito de juego. Teniendo guardado en el armario, desde hace años, un Party & Co. con el que me lo pasaba realmente bien, ¿para qué sacar uno, no sobre chicas, sino sobre lo que la gente piensa de ellas? Solo preocupadas por los chicos, la moda, sus ídolos y, por si acaso, alguna pregunta de cultura para ver si aprendes algo y sales del paso... eso si te diera las respuestas correctas, claro. A continuación, tres de las preguntas más 'heavies' que incluye este juego:

"¿Cuál de estos 3 estampados te haría más esbelta? 1- Cuadrados. 2- Rayas horizontales. 3- Rayas verticales"

"Actúa durante 30 segundos como si recibieras un SMS del chico que te gusta"

"¿Sabes en qué continente está el monte Everest? Respuesta correcta: EUROPA"

Rosita rosa "Rosita rosa"

3 Playmobil

Al igual que los Lego, los Playmobil tienen versión para chico, para chica y unisex. Todos son fácilmente identificables. Los de chico y los unisex son azules, para que cojas el que más te gusta. Los de chica, rosas, no vaya a ser que te confundas y le regales a tu hijo un castillo de princesas (dios mío, pero si son una auténtica monada). Así que dejemos claro qué papel juegan las muñecas Playmobil en el mundo de fantasía:

Una niña sin cuidar un bebé es como una Navidad sin Ramón García "Una niña sin cuidar un bebé es como una Navidad sin Ramón García"

Sin embargo, los amigos de Lego parece que sí hacen los deberes. Tienen una colección más orientada a las niñas, que se llama Lego Friends. No es rosa, es morada, y en ella las protagonistas de la caja pueden vivir grandes aventuras, como rescatar junto a otro compañero a unos animales en la selva desde un helicóptero o llevar el negocio de un mercado.

4 Imagina ser... mamá

Después de que durante 'toda la vida' a los niños les regalaran videojuegos y las niñas generalmente accediesen a ellos gracias a su incansable insistencia para que sus hermanos les dejaran jugar (con las excepciones de orgullosas mujeres que hoy pueden decir que de pequeñas jugaron a algo más que a Mario o al Tetris), con la llegada de Wii y de DS de mano de Nintendo la cosa se generalizó más. A la vez podían jugar niños, niñas, madres, padres, abuelos, abuelas... 

Dentro de la variedad de juegos -que como en los juguetes clásicos, siempre contamos con opciones unisex-, las niñas tenían su lugar. Un lugar que no estaría mal si no perpetuara, de nuevo, los estereotipos de género: las niñas son princesas, hablan de su príncipe azul, adoran la moda y el maquillaje para gustar a tal príncipe y sueñan con ser las perfectas madres y trabajadoras, que, ¡a ver cómo se compagina! De ahí tenemos colecciones como el 'Imagina ser':

'Imagina ser veterinaria' (qué obsesión con los cachorros), cocinera (pero para tu casa, que estrellas Michelín, pocas), profesora, diseñadora de moda, doctora... ¡'Imagina ser mamá'!...

¡La vida de tus sueños! "¡La vida de tus sueños!"

Y luego vamos más alla con la línea 'Imagina ser presenta': La boda perfecta (una típica obsesión de las mujeres, por lo que se espera de nosotras), el gran concurso de moda (más moda), tu salón de belleza (zzZzZzZZ), tu diario secreto (para hablar de tu chico ideal, claro)...

5  Es díficil encontrar a Rey en los juguetes de 'Star Wars: El despertar de la fuerza'

Cuando empezaron a salir los juguetes y las figuras de 'Star War: El despertar de la fuerza', no se veía a Rey por ninguna parte. Los internautas se quejaron y crearon el hashtag #WheresRey, y con el tiempo sí que empezaron a incluir a la protagonista principal en sus colecciones.

El colmo fue que Hasbro, que ahora sí que hace figuras de ella, no incluyó a Rey en el juego de Monopoly de 'Star Wars' que lanzó a la venta. La noticia llegó a J.J. Abrams, que declaró que, en cuanto se enteró, empezó a "hacer llamadas". Hasta una niña se quejó de no encontrar al personaje en el Monopoly. Finalmente, nuestra heroína Rey conseguirá su lugar en el tablero, así como en las estanterías. Ha costado.

La carta de la niña indignada "La carta de la niña indignada"

6 Utensilios del hogar para ser como mamá

Planchas, lavadoras, cocinitas, fregonas, aspiradoras... Todo en el pasillo de niñas, en rosa por si había alguna duda. Hay una cosa que está clara, un niño no va a querer jugar a planchar la ropa si no ve a su padre o a sus hermanos hacerlo. Los niños lo cogen todo y, si ven que eso es 'cosa de niñas', no lo quieren. Y si es rosa, menos aún.

Pero está claro, sabemos quién va a tener que lavar la ropa y preparar cambiar los pañales en su vida adulta. Eso sí, no todo es negativo, sí hemos visto unos sets de limpieza de la marca Miyo que utilizan un bonito y suave color verde.

'Mi carrito de la limpieza', de la colección 'Girls only', se lleva la palma "'Mi carrito de la limpieza', de la colección 'Girls only', se lleva la palma"

7 Battleship: el niño y yo jugamos mientras acabáis de fregar los platos

Hoy en día parace una locura, pero en los 80 era totalmente normal. Además, casi pasa desapercibido el detalle: si nos fijamos en la caja de este clásico juego de 'hundir la flota', vemos que el padre y el hijo están ahí hundiendo sus barcos, mientras que la madre y la hija friegan los platos a lo lejos.

Sí, todo un reflejo de los hogares y a la vez un mensaje de que es totalmente lo normal. Hoy en día ni se les ocurriría poner eso en la caja.

¡Tocado y hundido, hijo! "¡Tocado y hundido, hijo!"

8 Línea Directa, por si dudabas que a las chicas nos interesaba otra cosa

Las chicas no se podían quejar de los juguetes en los años 90, tenían uno misterio para ir desvelando pistas enfocado estrictamente a ellas: 'Línea Directa', el juego en el que tenías que adivinar qué chico era tu admirador secreto.

El anuncio no deja ninguna duda de la naturaleza del juego, en el que una niña se pone muy contenta cuando descubre quién es el chico que la lleva acosando telefónicamente durante semanas. Ya que tiene el teléfono en mano podría aprovechar para hacer una denuncia ante la policía; pero nada, ella cae rendida a sus pies ante tal muestra inequívoca de amor.

Con las tareas del hogar, cuidar los cachorritos, los bebés, peinar el pony, pensar en tu chico ideal y ayudar a mamá con los platos, ¿quién tenía tiempo para pensar en el 'cole'?

+1 Hasbro y la "marimacho" Arya Stark

Después de la polémica con Rey, la protagonista de 'Star Wars, Hasbro ha vuelto a 'sorprender' a los jugadores con una pregunta de Trivial, denunciada por una usuaria de Twitter, en la que se refieren a Arya Stark como "la hija marimacho de Ned y Catelyn Stark". Si a alguien le parece gracioso o lejos de ser tomado como ofensa, recordamos que el lenguaje cumple un papel social incuestionable que nunca debe ser tomado a la ligera.

  Arya es un referente femenino, no una princesa de cuento "Arya es un referente femenino, no una princesa de cuento"

Entonces, ¿qué hago? ¿Obligo a mi hijo a jugar a las muñecas?

La cuestión no es forzar a los niños a comprar juguetes que no quiere, ni obligarles a jugar con muñecos tipo bebé y a las niñas con muñecos tipo superhéroe (¿os fijáis en que ambos usan muñecos, aunque cada uno tenga un aspecto diferente?). Lo que se intenta fomentar es que, por un lado, en la industria de los juguetes no exista esa segregación tan evidente y que si tu hijo te pide unas cocinitas, no te rías de él, y si tu hija quiere una pistola de dardos de espuma enormes, no la llames marimacho.

Dirás que los juguetes son de niño y niña porque son los que prefieren ellos, libremente. Y que somos y debemos seguir siendo libres. Pero eso no es más que una ilusión, una falacia, similar a la de otras conductas de consumo. Si un niño recibe burlas por elegir el juguete rosa, ¿dónde está su libertad?

Y más importante: ¿por qué ese arraigado miedo de la sociedad a la homosexualidad?

Vía #FeministaIlustrada "Vía #FeministaIlustrada"

2 Comentarios

  • Más recientes
  • Mejor valorados