Buscar
Usuario

Televisión

Un juez desmonta en 'Espejo público' todos los bulos y alarmismos sobre la okupación

Diego Álvarez, juez de instrucción, ha aclarad que "los protocolos de actuación legales suelen ser muy rápidos para el desalojo".

Un juez desmonta en 'Espejo público' todos los bulos y alarmismos sobre la okupación

Desde algunos programas de televisión suele tetarse el tema de la okupación presentándolo como uno de los principales problemas que preocupan a nuestra sociedad. Principalmente lo hacen con un tono alarmista, advirtiendo que cualquier día podemos llegar a nuestra vivienda y encontrar que se ha colado alguien.

Horas y horas de espacio en televisión que suelen ir acompañadas de anuncios de alarmas para el hogar. Además, en estos espacios, cuentan con invitados o tertulianos que no hacen sino reforzar esos argumentos e insuflar más miedo.

'Espejo público', programa de Antena 3, es uno de los que más ha tratado el asunto de la okupación. En la emisión del pasado jueves 25 de junio contaron para ello con el juez de instrucción Diego Álvarez, con más de nueve años de experiencia en la materia en Reus. En pocos minutos, desmontó todos los bulos vertidos sobre el tema.

Diego Alvarez, juez de instrucción

El magistrado Álvarez ha explicado que "las herramientas legales que tenemos son correctas y funcionan perfectamente". Así, ha dejado claro que si a alguien le okupan la casa y realiza la denuncia, los protocolos de actuación legales suelen ser muy rápidos para el desalojo. Ya sea porque los propietarios residen allí, la utilizan como segunda vivienda o porque está en venta o alquiler.

Al ver que sus palabras chocaban con las tesis que pretendía defender el programa, ha sido tajante: "Hablo de mi experiencia como juez de instrucción de delitos de okupación y allanamiento. Cuando hemos tenido un problema real de okupación, cuando hay un propietario al que se le ha violentado la vivienda, el desalojo es de manera inmediata. Algo sé".

Diego Álvarez ha argumentado que tanto la jurisprudencia como la lógica "nos dice que cualquier domicilio que se haya constituido de manera ilegal no puede ser constituido de morada". En consecuencia, "si yo vuelvo a mi casa a mediodía y hay un okupa, no le ampara ningún derecho".

Ha insistido, además, en que el hecho de que los okupas paguen o no la comunidad o permanezcan un tiempo determinado en el inmueble "no tiene trascendencia" porque "no le da un derecho mejor que el que tenía".

"Muchas veces son los propios propietarios los que no ponen los mecanismos oportunos para proteger sus derechos o los abandonan", ha asegurado, señalándoos que la mayoría de casas ocupadas en las que surgen problemas legales son propiedad de bancos o fondos de inversión, que no realizan la denuncia correspondiente. Y los principales damnificados son los vecinos que nada pueden hacer si la propiedad no la presenta. "Mucha gente prefiere acudir a la televisión que a la comisaría", ha lamentado.

Artículos recomendados

Contenidos que te pueden interesar