Buscar
Usuario

Política

Juan José Cortés niega estar negociando con VOX para el 10N tras ser repudiado por el PP

El exdiputado andaluz asegura que llegó para estar una legislatura completa y espera que Casado le vuelva a poner al frente de la lista por Huelva.

Juan José Cortés niega estar negociando con VOX para el 10N tras ser repudiado por el PP

El de 2019 ha sido un verano marcado por el desacuerdo político, por lo que el país se enfrentará de nuevo a elecciones generales el próximo 10 de noviembre. Así, y antes de que comience la campala, los partidos políticos podrán presentar sus respectivas candidaturas al Congreso y al Senado hasta la noche del 7 de octubre. 

Lo harán ante las juntas provinciales, que esperan ansiadamente poder perfilar de nuevo el escenario, con vistas a la próxima cita electoral y si bien no sufrirán grandes cambios, algunas formaciones esperan poder hacer pequeñas modificaciones.

Llama la atención el caso de Juan José Cortés, padre de Mari Luz Cortés, que ha sido diputado y cabeza de lista del PP por Huelva en la breve legislatura. Sin embargo, su posición está en duda ante las presiones del presidente la Junta de Andalucía, Juanma Moreno Bonilla ante Pablo Casado. Ante esta incertidumbre, son varios los rumores que han circulado sobre su posible negociación con VOX para ir por el partido de extrema derecha.

Ante estas afirmaciones, Cortés ha negado con rotundidad que esté en conversaciones con la formación liderada por Santiago Abascal. Así, ha querido descartar ante El Plural que guarde relación alguna con el partido ultraderechista y, como todos, se muestra expectante ante los próximos pasos que dará el PP. 

Cortés se sincera con la prensa y admite estár en el limbo por el momento. No sabe si le permitirán volver a presentarse para ocupar de nuevo una de las sillas en el Congreso, pero defiende su anterior candidatura: "No me he presentado para estar cuatro o cinco meses sino para una legislatura de cuatro años"

Moreno Bonilla, presidente de la Junta de Andalucía no está de acuerdo en contar con Juan José Cortés para la próxima legislatura y espera convencer a Pablo Casado "Moreno Bonilla, presidente de la Junta de Andalucía no está de acuerdo en contar con Juan José Cortés para la próxima legislatura y espera convencer a Pablo Casado"

8.000 euros de indemnización

El Partido Popular andaluz, guiado por las directrices de Moreno Bonilla, no sabe aún si volverá a contar con el padre de la niña fallecida en 2009, aunque este lo está intentando por todos los medios y quiere seguir contando con su puesto en la Cámara Baja. Para ello, visitó al dirigente en el Parlamento autonómico por sorpresa el pasado jueves 26 de septiembre. Aunque es consciente de que la decisión final recaerá en manos de Pablo Casado, considera que esta es una buena manera de hacer méritos para conseguirlo. Sin embargo, no habló con el presidente de la Junta de su situación ya que "no es una decisión que tomen desde Huelva o Andalucía", sino desde Madrid, aunque este podría respaldar los objetivos de Casado.

Son muchos los que alegan que el Partido Popular está descontento por la situación económica y la imagen del padre de Mari Luz, no estando dispuestos a que use su cargo político como salvoconducto para sufragar sus deudas. De hecho, el Congreso de los Diputados embargó sus ingresos al frente del órgano tras las deudas mercantiles acumuladas anteriores a su entrada como diputado, que alcanzarían los 19.000 euros

Desde que las Cortes fueron disueltas, a excepción de aquellos diputados permanentes, Juan José Cortés no ha cobrado su sueldo de forma regular y desde que todo euro que perciba no fuese a parar a su bolsillo hasta que alcance la cuantía solicitada, se le ha presentado una situación tormentosa, aunque a modo de compensación e indemnización, hasta que la situación política vuelva a su ser y se forme Gobierno, el Estado le retribuirá con una cuantía que se sitúa en torno a los 8.000 euros

Por otro lado, su crítica situación financiera le puede haber traído más de un quebradero de cabeza. Cortés se podría estar lamentando de haber rechazado una ayuda anual de 25.780 euros, que recibía por la muerte de su hija hace ya una década. En caso de que quisiera volver optar a ella, tendrá que empezar de cero con los médicos, donde un equipo nuevo analizaría sus dolencias físicas, que supuestamente eran compatibles con sus labores políticas, según confirmaba la Cámara Baja al citado diario. "Es el precio que he tenido que pagar por estar en política e intentar conseguir que los ciudadanos más vulnerables puedan estar protegidos", reflexiona, dejando en el aire la posibilidad de volver a solicitar dicha subvención. 

Comentarios