Buscar
Usuario

Noticias

Un joven británico muere decapitado por las palas de un helicóptero mientras se hacía un selfie en Mykonos

El joven salió de la aeronave antes de despegar para hacerse un selfie sin percatarse de que se estaba acercando demasiado a la hélice trasera.

Un joven británico muere decapitado por las palas de un helicóptero mientras se hacía un selfie en Mykonos

Jack Fenton, un joven británico de 22 años, se encontraba de vacaciones en Mykonos (Grecia) cuando ha muerto decapitado por las aspas del helicóptero en el que viajaba con su hermano y otros amigos tras pasar unos días de vacaciones en la isla.

El joven salió de la aeronave para hacerse un selfie de recuerdo, pero sin percatarse de que se estaba acercando demasiado a la hélice trasera del helicóptero. Lo que parecía que iban a ser unas vacaciones inolvidables se han terminado convirtiendo en una tragedia para este joven inglés, originario de Kent, que también viajó a Grecia acompañado de sus padres.

Una primera reconstrucción de los hechos señala que el helicóptero, un Bell 407 de Superior Air (empresa que alquila aeronaves de lujo), aterrizó en el helipuerto de Ática, a 40 kilómetros de Atenas. El joven, que era estudiante de Oxford, abrió la puerta del helicóptero, probablemente para hacerse un selfie y salió de la aeronave, pero las palas de la cola del vehículo, que todavía estaban en funcionamiento, le decapitaron,

"Murió al instante, ya que fue golpeado en la cabeza por el pequeño rotor trasero de la aeronave", ha explicado un alto funcionario de la policía al diario Times de Londres. "No había ninguna posibilidad de que sobreviviera, su muerte fue instantánea", ha añadido.

Por su muerte se han abierto varias investigaciones y el piloto de la aeronave ha sido imputado por homicidio involuntario, ya que permitió que el joven bajara del helicóptero antes de que estuviera completamente apagado. "Las palas seguían funcionando cuando desembarcó el joven y nuestra investigación se centra especialmente en una posible negligencia. Deberían haber estado paradas cuando el joven salió del avión", relata una fuente policial al diario Daily Mirror.

Más imputaciones

El diario The Guardian también señala que, junto con el piloto, otros dos tripulantes de tierra también han sido imputados por la policía. El piloto de la aeronave en la que viajaban los progenitores, tras ver la escena, hizo una maniobra repentina para que los padres no presenciaran el horror, llevándoles repentinamente a Atenas. Allí les esperaba un jet privado que estaba listo para trasladar inmediatamente a toda la familia de vuelta a Gran Bretaña.

Artículos recomendados

Contenidos que te pueden interesar