Buscar
Usuario

Vida

Una joven logra adelgazar 44 kilos bailando en su casa

Trinity Wills ha logrado perder 44 kilos bailando en su casa: el ejercicio, además, le ha animado a mejorar sus hábitos.

Una joven logra adelgazar 44 kilos bailando en su casa

Los confinamientos y la pandemia del coronavirus en general han cambiado por completo nuestras vidas. Entre los problemas que encontramos, se encuentra la práctica de deporte, algo que se puede paliar en parte gracias al permiso para ejercitarse al aire libre, pero que sigue encontrando otro problema: el cierre de gimnasios.

Sin embargo, durante estos días, podemos recurrir a la imaginación y descubrir otras formas de llevar una vida sana con el conveniente, además, de divertirnos. Si no, que se lo cuenten a Trinity Wills, una joven británica de 20 años que ha logrado quitarse 44 kilos y pasar de una talla 50 a una 38 a base de bailar en su casa, como recoge The Sun.

Trinity ha perdido peso bailando en su casa "Trinity ha perdido peso bailando en su casa"

Trinity Wills reconoce que nunca le ha gustado practicar deporte y que se sentía cohibida en los gimnasios. Pero todo cambió cuando fue al baile de graduación, en junio de 2016, cuando se dio cuentra de que tenía que cambiar.

"Mi baile de graduación estaba destinado a ser un día especial y memorable, pero no podría haberme sentido peor. Todas las chicas quieren sentirse increíbles en su día de graduación, pero me sentí repugnante e incómoda", se lamenta.

Aquella jornada fue catastrófica desde el primer minuto, como reconoce: "Lloré antes de llegar. Me sentí fuera de lugar. Quería hacerme fotos con mis amigos, pero odiaba cada una de esas fotos. Ese día sentí tanta pena por mí misma, que me di cuenta de que ya no quería sentirme más así".

Todo ello se unió a los problemas de salud que estaba experimentando por su peso: "Empecé a sufrir dolor en las articulaciones de mis rodillas debido a mi peso, lo que me hizo volverme más perezosa. Me costaba mantenerme el día en educación física o correr tan rápido como mis amigos. Fue vergonzoso", explica.

Una nueva rutina de ejercicios a base de bailar

Trinity había padecido problemas de peso desde su infancia "Trinity había padecido problemas de peso desde su infancia"

La vida para esta joven de solo 20 años cambió cuando comenzó a disfrutar de la música. Tras una fatífica noche de graduación, Trinity compró un DVD de fitness con música de hip-hop que podía seguir en la intimidad de su hogar.

El ejercicio era duro, pero estar en su casa le animó a desarrollar disciplina y quitarse el bloqueo que le generaba el hecho de no saber cómo empezar: "Al principio el baile era duro y perdía el ritmo constantemente, pero me esforzaba por no rendirme. Después de un par de veces, me acostumbré. Estaba decidida", afirma.

Poco a poco, Trinity empezó a buscar el baile y a disfrutar con todo lo que estaba haciendo: "Desde entonces, me encantaba bailar por casa sola. Me ponía canciones optimistas de Beyoncé y Bruno Mars, inventando mis propias pequeñas rutinas. Nunca había sentido esa sensación de libertad", reconoce.

La joven empezó a cambiar sus hábitos cuando se acostumbró al ejercicio "La joven empezó a cambiar sus hábitos cuando se acostumbró al ejercicio"

El ejercicio físico no fue único. Antes de empezar con sus nuevas rutinas, acostumbraba a abusar de los dulces, grasas y comidas con altos índices calóricos. Después, a la par que se aficionaba al baile, empezó a comer más saludable: "No podía creer lo rápido que empecé a perder peso. Había estado siempre igual y, en cuestión de meses, estaba adelgazando".

La pérdida de peso fue el detonante que le animó a continuar con su alimentación más saludable y rutina de ejercicios. Todo fue unido: "El baile se hizo más fácil al perder peso, así que podía esforzarme más. Mis amigos empezaron a comentar que me notaban mucho más feliz... y yo también lo sentía".

Ahora, se ha propuesto ganar algo de masa muscular a través de las pesas, pero tiene algo claro: no va a dejar que el baile se salga de sus rutinas. "Voy a seguir bailando en mi sala de estar y recomendaría a todo el mundo para que se sienta bien". Sin duda, una idea perfecta en pleno confinamiento y con un coste muy bajo.

Artículos recomendados

Comentarios