Buscar
Usuario

Noticias

El piloto valenciano Jorge Lis, que rechazó la vacuna, en la UCI con extrema gravedad

"He sido un cafre", aseguró el piloto valenciano en una carta enviada a su hermana, donde muestra su arrepentimiento por su postura negacionista.

El piloto valenciano Jorge Lis, que rechazó la vacuna, en la UCI con extrema gravedad El piloto valenciano Jorge Lis, que rechazó la vacuna, en la UCI con extrema gravedad

Foto: Facebook

El piloto valenciano Jorge Lis, de 46 años, se encuentra conectado a un respirador y en estado de máxima gravedad, en la UCI del Hospital La Fe de Valencia, tras contraer la Covid-19. Lis había rechazado la vacuna y mantenido una postura negacionista.

Ahora, se arrepiente de todo: "Tengo miedo Elena, de que por haber sido un cafre ahora no podamos frenar esto. Esta semana ha sido de golpe una de mis mayores lecciones de vida. Pasar mucho tiempo en Twitter, etc, me había radicalizado al extremo. Ojalá me hubiera vacunado", le escribió a su hermana, que ha compartido el mensaje en una columna publicada en el diario Levante-EMV para concienciar sobre los peligros de la enfermedad.

Jorge Lis no creía en la existencia del coronavirus y seguía al detalle todo lo que sucedía en Estados Unidos, donde había vivido en el pasado y donde hay un 30% de la población que rechaza la vacuna. En su caso, se negó a administrarse una dosis e incluso intentó convencer a su familia, incluso a su madre de 84 años, para que hicieran lo mismo; pese a las discusiones con su hermana sobre este asunto.

A principios del mes de julio, una PCR confirmó que los vómitos y la fiebre que había comenzado a padecer eran síntomas del coronavirus. Una semana después ingresó en el hospital donde quedó bajo vigilancia de los médicos.

Pocas horas después, desarrolló una neumonía bilateral, momento en que fue trasladado a la UCI. Allí lleva dos semanas ingresado en extrema gravedad, conectado a una máquina de oxigenación extracorpórea para intentar que la inflamación de sus pulmones remita y puedan volver a funcionar por sí solos.

Una carrera truncada

Lis dedicó toda su juventud al motociclismo y llegó a ser subcampeón de España junior de 125 cc en 1996. Sin embargo, sus caídas le apartaron de la pista y terminó en graves problemas de los que le costaría salir. En 2000, afectado por los dolores crónicos, le diagnosticaron fibromialgia en Estados Unidos.

En ese momento, comenzaron a recetarle opiáceos: oxicodonx y vicodina. Sin embargo, en 2011 y cuando los dolores no habían desaparecido, los médicos le recomendaron que comenzara a tomar fentanilo, una sustancia aún más potente, adictiva y destructiva.

En 2013 consiguió recuperarse de sus problemas de adicciones y volver a su vida. Fue entonces cuando contó su experiencia y el tiempo que había perdido por ello.

Artículos recomendados

Comentarios