Buscar
Usuario

Noticias

Interior justifica el trato de favor de la infanta Cristina en sus visitas a Urdangarín a la cárcel

La Infanta Cristina recibe un trato privilegiado cuando va a visitar a su marido Iñaki Urdangarin a la cárcel de Brieva.

Que los miembros de la Familia Real tienen muchos privilegios no es nada nuevo, da igual si están en la cárcel o si están en libertad. Desde que Iñaki Urdangarin entró en la prisión de Brieva el 18 de junio de 2018, se estaba esperando la visita de su mujer, la infanta doña Cristina de Borbón. No se hizo esperar mucho tiempo, y es que ese mismo domingo 24 de junio la hermana del rey entró en el centro penitenciario y pasó 40 minutos con su marido.

Aunque tuvieron el mismo tiempo e intimidad que el resto de visitas, se les dio un horario diferente para evitar que el funcionamiento habitual no se alterase con la visita de la infanta, lo que parece ser una situación excepcional que no se ha dado en otras ocasiones con otros reclusos, tal y como afirman fuentes penitenciarias.

Prisión de Brieva, Ávila "Prisión de Brieva, Ávila"

Por esta razón, Joan Comorera, senador de Unidos Podemos, preguntó en varias ocasiones por qué la infanta Cristina había recibido este trato de favor, entrando incluso en coche directamente a la cárcel para evitar se fotografiada. El Ministerio de Interior confirma este trato de favor y lo justifica diciendo que las circunstancias de seguridad de Cristina de Borbón son excepcionales, y tampoco espera junto al resto de familiares de los presos para evitar "manifestaciones ofensivas o posibles altercados con otros comunicantes".

Instituciones Penitenciarias tiene el deber de preservar "la seguridad y la intimidad durante las visitas a internos y visitantes", por lo que estas medidas excepcionales se tomaron con este fin.

Iñaki Urdangarin, un preso privilegiado

El exduque de Palma se encuentra en la cárcel de Brieva, a las afueras de Ávila, una prisión sólo para mujeres que dispone de un módulo apartado en el que él duerme. Anteriormente también estuvo encarcelado allí Luis Roldán, exdirector general de la Guardia Civil. Desde entonces el módulo estaba vacío y recientemente ha sido reformado y equipado con calefacción, agua caliente, nuevos baños y un pabellón deportivo a estrenar.

No obstante Urdagarin está aún a la espera de conocer su ubicación definitiva que depende de la decisión de Instituciones Penitenciarias, por lo que podría cambiar de cárcel, mantenerse en ella o incluso tener el tercer grado o régimen abierto.

Artículos recomendados

Comentarios