Buscar
Usuario

Vida

Los verdaderos ingredientes de las chucherías por los que quizás no vuelvas a comerlas

Las adictivas chucherias están compuestas por azúcar y jarabe de glucosa en gran parte, sin embargo, tienen otros ingredientes que ni te imaginas.

¿Quién no ha sido "adicto" alguna vez en su vida a las chucheríasygominolas? Las nubes, los plátanos, las fresas, los regalices, pizzas, los tiburones, los huevos fritos o los corazones, entre otras, endulzan la vida desde los más pequeños y de mayores. Ya sea su aroma embriagador, su atractiva forma o su dulzor al contacto con nuestras papilas gustativas, han convertido a las chucherías en un verdadero placer culpable. Pero, la pregunta del millón es: ¿por qué resultan tan irresistibles?

Su éxito o irresistibilidad reside en el corazón de su producción: sus ingredientes. Los componentes básicos (50%) de las chucherías son el azúcar y el jarabe de glucosa. Este último extraído de la remolacha, maíz, palma o caña, entre otros. Sin embargo, ¿qué ingredientes forman el otro 50% de las gominolas y chucherías? Mejor no sigas leyendo si no quieres dejar de disfrutarlas.

Las chuches tienen componentes de origen animal "Las chuches tienen componentes de origen animal"

Tejido animal, ácidos y aditivos entre los componentes

Saber de qué están compuestas las chucherías y gominolas es de esas cosas que es mejor no enterarse; aunque, seguramente todos lo sospechamos. El primero de esos ingredientes son los gelificantes que dotan a las chuches de ese aspecto gelatinoso. El origen de los gelificantes se obtiene del colágeno del tejido animal, es decir, su piel y cartílagos. Esta gelatina se obtiene básicamente de los desperdicios animales. Claro, es legal siempre y cuando pase unos estrictos controles; aunque, ya hay empresas que obtienen este elemento a través de productos de origen vegetal.

El otro motivo porque el que hace a las chuches tan sumamente irresistibles a la vista es su extraordinario brillo. Esto se consigue a través de la utilización de grasas animales, cera de abejayaceites vegetales. Sin embargo, sus colores llamativos también forman parte esencial de su cebo visual. Estos provienen por el empleo de diferentes ácidos, almidones (fécula de patata o maíz), aditivos, saborizantes y colorantes (naturales o artificiales). Algunos de estos últimos extraídos de insectos. La esponjosidad de alguna de esas gominolas se consigue por las proteínas provenientes de las claras de huevo.

La industria quiere cambiar todos los componentes de origen animal por vegetal "La industria quiere cambiar todos los componentes de origen animal por vegetal"

Cada vez más productos de origen vegetal

Sin embargo, se está empezando a normalizar en la industria el cambio de los ingredientes de origen animal por otros de origen vegetal. Sobre todo, para atraer a los consumidores con diferentes intolerancias alimentarias, diabéticos o los que han decidido convertirse al veganismo.

Las diferentes normativas exigen que en el etiquetado de las diferentes chucherías indiquen todos los ingredientes que la componen, sobre todo para lo que tengan cualquier tipo de alergia. Pero, por otra parte, siempre hay que tener mucho cuidado con el consumo de las chuches. Ya que uno muy alto puede provocar problemas de salud de diferente índole (diabetes, hepáticos, dentales, colesterol), ya que están compuestas de azúcar ya hay que recordar que de por sí ya se consume mucho azúcar al día, aunque no lo sepamos.

Artículos recomendados

Comentarios