Buscar
Usuario

Vida

Una influencer de 35 años se casa con su hijastro de 21 y se somete a una cirugía para aparentar la misma edad

Marina Balmsheva ha emprendido una nueva vida con su propio hijastro después de que su exmarido y padre de él les sorprendiese en la cama.

Una influencer de 35 años se casa con su hijastro de 21 y se somete a una cirugía para aparentar la misma edad Una influencer de 35 años se casa con su hijastro de 21 y se somete a una cirugía para aparentar la misma edad

Foto: Instagram

La influencer rusa Marina Balmsheva, de 35 años, ha cambiado por completo su vida. Por fin ha podido casarse con su hijastro Vladimir Shavyrin, de 21 años, tras divorciarse del que era su marido (el padre de él) tras descubrir a ambos en la cama. Además, están esperando un hijo.

Marina, junto a su hijastro-pareja "Marina, junto a su hijastro-pareja"

La fama de Balmasheva empezó cuando comenzó a exhibir su gran cambio físico y su pérdida de peso. Entonces compartía su vida con Alexey Shavyrin, de 45 años, con el que tiene cinco hijos adoptados en común. Ahora, su exmarido ha perdido todo el contacto con ambos.

Los tres acudieron a un programa de televisión ruso para dar a conocer su historia y dar cada uno su particular versión, algo que hizo que la vida de Marina Balmasheva y Vladimir Shviryn se hiciera cada vez más popular.

María, antes de su cambio "María, antes de su cambio"

Por si todo fuera poco, la influencer ha asegurado a sus seguidores en las redes sociales que se ha sometido a una cirugía estética para parecer más joven. En concreto, se ha realizado un estiramiento facial, una flexión de cuello, una blefaroplastia (intervención para corregir las bolsas de los ojos y el exceso de piel en los párpados) y se ha inyectado bótox.

"Se enamoró de mí con todas las cicatrices de las cirugías, celulitis, exceso de piel y personalidad"

Marina se ha casado con el joven de 21 años "Marina se ha casado con el joven de 21 años"

Aunque el paso del quirófano fue con la intención de mejorar su imagen, Marina ha querido dejar claro que Vladimir "se enamoró de mí con todas mis cicatrices de cirugías plásticas, celulitis, exceso de piel y personalidad".

Alexey ha manifestado que "no eran tan tímidos para tener relaciones sexuales mientras yo estaba en casa. Corría hacia la cama de mi hijo desde nuestro dormitorio cuando yo dormía. Después de eso, ella regreso y se acostó en la cama conmigo como si nada hubiera pasado".

Marina reconoce que el matrimonio con su ahora suegro, entonces marido, "no fue vivir, sino fingir". Además, ha indicado que la madre de Vladimir, otra exesposa de Alexey, ayudará a cuidar al bebé cuando nazca.

Artículos recomendados

3 Comentarios

  • Más recientes
  • Mejor valorados