Buscar
Usuario

Noticias

Indignación por una actividad infantil en un curso de verano: pintar un caballo

Un Centro de Hípica de Murcia realiza este tipo de actividades que muchos han catalogado de maltrato animal.

Indignación por una actividad infantil en un curso de verano: pintar un caballo Indignación por una actividad infantil en un curso de verano: pintar un caballo

Foto: Redes sociales

Las redes sociales han ardido en indignación y debate después de hayan trascendido unas imágenes en las que se puede ver a un grupo de niños, acompañado por monitores adultos, pintando directamente sobre la piel de un caballo blanco.

La usuaria de Instagram, @lavacastyle, ilustradora con más de 80.000 seguidores, que se encarga de promover la conciencia animal y la vida sostenible, denunciaba en su cuenta esta práctica llevada a cabo en un club de hípica de Beniaján, en Murcia: "Los llaman cursillos de verano. Dentro de las actividades se encuentran 'las manualidades' que consisten en pintar a los caballos. Los caballos son extremadamente sensibles y este tipo de actos son una aberración. Los cuadros se pintan en un muro, en un papel en blanco y no en la piel de un ser sintiente".

"Esos niños y niñas algún día serán adultos. Con este tipo de educación entenderán que los animales son cosas a las que se les puede hacer todo lo que ellos quieran, porque ellos un día pintaron un caballo y a sus padres les pareció bien", continua el texto, lanzando un mensaje a los padres de los menores que participan en este curso de verano: "Vosotros marcáis sus primeros pasos, guiais su camino hacia la empatía, el respeto, los valores y la inteligencia emocional. Ayúdales a desarrollar la empatía (...) Respetar a los animales también es respetar la vida humana, en base a un trato igualitario" y concluye pidiendo que las personas que estén realizando estas actividades reflexionen y eliminen este plan de sus cursillos de verano.

También PACMA se ha hecho eco de su denuncia a través de Twitter, donde ha aseverado que es "indignante lo que hacen en un centro hípico de Murcia". "Esto no es una actividad artística ni educativa, es una crueldad", denuncia la formación animalista, que reprocha que "esto pasa cuando no se respeta a los animales y solo se les ve como objetos para entretener o sacar rendimiento económico".

El cento de hípica se defiende

Por su parte, en declaraciones a El Diario, desde el Club Hípica Vibeca, donde se grabaron las imágenes, han defendido que esta actividad no hace daño al animal y que el caballo en cuestión "está muy acostumbrado a los niños".

Aseguran que tienen sus instalaciones y a los caballos en perfectas condiciones, y que siempre han respetado a los equinos. Asimismo, añaden que las pinturas que usan no afectan a la salud del caballo.

Artículos recomendados

Comentarios