Buscar
Usuario

Televisión

Hungría abandona Eurovisión al considerar que se trata de un festival "demasiado gay"

El Gobierno de Viktor Orbán refuerza su retórica homófoba mientras que la televisión pública abandona Eurovision en medio de la polémica.

Hungría abandona Eurovisión al considerar que se trata de un festival "demasiado gay"

Hungría abandona Eurovisión. El país no participará en la edición de 2020 en mitad de especulaciones sobre los comentarios de la extrema derecha, que califica al espectáculo como "demasiado gay" para los gustos de sus votantes y los jefes de los medios de comunicación públicos. Oficialmente no se ha dado ninguna razón hasta la fecha, pero casualmente se produce en medio de un aumento de la retórica del presidente Viktor Orbán contra estos colectivos.

Orbán ha lanzado una política que califica con el nombre de "familia primero", donde las instituciones solo apoyan a las familias catalogadas como "tradicionales". Además, a inicio de este año 2019, el presidente del parlamento húngaro llegó a comparar la adopción de parejas homosexuales con la pedofilia. También otro comentarista de televisión muy afín al Ejecutivo no dudó en calificar como "una flotilla homosexual" al concurso y dijo que su emisión perjudicaría a la salud mental de la nación.

La televisión pública de Hungría, la MTVA, no ha ofrecido ningún motivo oficial, aunque ha asegurado en declaraciones a The Guardian que "en lugar de participar en el Festival de Eurovision en 2020, apoyaremos directamente las valiosas producciones creadas por los talnetos de la música pop húngara".

El programa de televisión en el que se realizaba la preselección de los candidatos a Eurovisión, 'The Song', se mantendrá este año. Sin embargo, su utilidad y el premio se reducirán a ganar presencia mediática dentro del país y en los festivales musicales.

Creciente homofobia

El Gobierno de Viktor Orbán ha aumentado su retórica contra las personas homosexuales en los últimos meses "El Gobierno de Viktor Orbán ha aumentado su retórica contra las personas homosexuales en los últimos meses"

El Gobierno de Orbán, incluido el presidente, no oculta su defensa de lo que consideran como 'familia tradicional', reduciendo este núcleo a la presencia de un hombre y una mujer.

La ola represiva que sacude Hungría y el acercamiento a posiciones cada vez más conservadoras han llevado a suspender su formación, el Fidesz, del grupo Partido Popular Europeo.

Orbán se acerca poco a poco a la línea del partido Ley y Justicia, que gobierna Polonia y comparte grupo con VOX en Europa dentro de los Conservadores y Reformistas Europeos. De hecho, Polonia y Hungría actúan como un bloque compacto dentro de la UE en el denominado como Grupo de Visegrado.

El Fidesz ha protagonizado recientemente varias polémicas homófobas, entre ellas pedir el boicot de productos de Coca-Cola por mostrar anuncios protagonizados por familias homosexuales.

Artículos recomendados

Comentarios