Buscar
Usuario

Noticias

Un hombre desnudo se cuela en un patio y se masturba frente a las cámaras de seguridad

El individuo se encontraba totalmente desnudo e intentó forzar la cerradura para entrar al interior de la casa.

Que la sociedad está llena de perturbados es algo que sabemos desde los inicios de los tiempos. En esta ocasión, el susto se lo ha llevado una mujer estadounidense, Sheila Butler, que dormía plácidamente en su habitación mientras un individuo completamente desnudo la observaba y se masturbaba.

Sí, se masturbaba. El perturbado mental se coló sin camiseta ni pantalones en el patio trasero sobre la 01:30 de la madrugada y estuvo durante 36 minutos intentando abrir la puerta de la casa en repetidas ocasiones. Al no conseguirlo, comenzó a masturbarse frente a las cámaras de seguridad como si el fin del mundo realmente hubiera comenzado.

Invasión a la privacidad

Captura de imagen de las cámaras de seguridad en la que se puede ver al hombre masturbándose "Captura de imagen de las cámaras de seguridad en la que se puede ver al hombre masturbándose"

A la mañana siguiente, la mujer encontró una camiseta colgada en la puerta exterior de su casa, lo que la hizo sospechar. Acto seguido, decidió revisar las cámaras de seguridad. Algo que, según afirma, no suele hacer muy a menudo. Y fue entonces cuando llegó la sorpresa: el hombre que la observaba e intentó ultrajar la cerradura de la entrada era ahora observado mediante el visionado de los vídeos, tal y como relata Fox17.

Me siento prisionera en mi propia casa

"Tengo miedo. Estoy muerta de miedo. No he dormido. No puedo dormir. Me siento prisionera en mi propia casa", relataba en un ataque de pánico la estadounidense a los medios. "Alguien ha invadido mi privacidad" aseveraba Butler. La mujer afirma no estar segura sobre si el individuo había estado antes en su casa pues no tiene por costumbre hacer una revisión de lo que graban las cámaras.

La policía de Nashville ya está al tanto de lo sucedido y se encuentra buscando al hombre que aparece masturbándose en el patio. Asimismo, los vecinos en un gesto de solidaridad se han organizado para patrullar la zona y transmitirle así un poco de paz interior a Butler. Afortunadamente, todo ha quedado en un susto y el señor aficionado a masturbarse en patios ajenos no logró colarse en la casa. Quizá ahora se estaría hablando, desgraciadamente, de un abuso sexual consumado.

Artículos recomendados

Comentarios