Buscar
Usuario

Política

Twitter se llena de mensajes de odio contra los mellizos de Pablo Iglesias e Irene Montero, ingresados en el hospital

Los hijos de Pablo Iglesias e Irene Montero, ingresados en el hospital y Twitter se llena de mensajes de odio.

Twitter se llena de mensajes de odio contra los mellizos de Pablo Iglesias e Irene Montero, ingresados en el hospital

Los pequeños Leo y Manuel, los mellizos de Pablo Iglesias e Irene Montero, han tenido que ser ingresados en el Hospital Materno Infantil Gregorio Marañón de Madrid debido a una bronquiolitis que se ha compliado. Por ello, el vicepresidente segundo del Gobierno y la ministra de Igualdad han paralizado su agenda oficial para estar junto a los niños en su recuperación.

Al no tratarse de una "zona Covid", Iglesias y Montero tienen libertad, como cualquier otro familiar de pacientes no contagiados de coronavirus, para visitar a sus hijos, que comparten habitación en el área de hospitalización infantil situada en la tercera planta de la clínica madrileña. Siempre, eso sí, respetando las medidas de seguridad. 

Pese a lo difundido a través de las redes sociales y lo sugerido por algún que otro medio de comunicación que ha aprovechado la infección respiratoria de los pequeños para atacar a sus padres, estos llegaron al centro hospitalario sin ningún tipo de despliegue

Además, los trabajadores del hospital no han recibido ninguna indicación especial sobre el protocolo a seguir ni se ha cerrado ninguna planta para atender a Leo y Manuel. El único cambio lo protagonizan los dos escoltas que acompañan a Iglesias y Montero y que permanecen sentados en el control de enfermería más cercano a la habitación de los menores. 

No es la primera vez que Pablo Iglesias e Irene Montero tienen que dedicarse a sus mellizos en este centro hospitalario. La ministra de Igualdad dio a luz de forma prematura a los pequeños cuando en la vigesimoséptima semana de gestación, de poco más de seis meses, lo que les obligó a permanecer ingresados durante tres largos meses en el área de neonatoliogía.

"No les deseo una rápida cura"

Tras conocerse la noticia del ingreso de los pequeños Leo y Manuel, sus padres recibieron multitud de mensajes de apoyo deseando una pronta recuperación para los menores. Sin embargo, desde las redes sociales también se multiplicaron los mensajes de odio con malos deseos sobre la salud de los niños.

Estos deleznables mensajes provienen de cuentas relacionadas en su mayoría con la extrema derecha. Parece de sentido común que, aunque se pueda tener una ideología totalmente opuesta a la de Pablo Iglesias e Irene Montero, esto no es inconveniente para desearle mal a nadie. Y menos a dos niños de tan solo dos años. 

Aprovechando el ingreso de Leo y Manuel, hay quien ha querido interesarse sobre si estarían siendo tratados en un centro privado o público para de esta manera cuestionar el compromiso de sus padres en la defensa de la sanidad pública. Otros consideran un "privilegio" que los niños hayan sido ingresados y algunos, incluso, consideran que todo se trataría de una "táctica" de Montero e Iglesias para "generar empatía".

"Como los padres me dan mucho asco, no les deseo una rápida cura", ha espetado una usuaria de Twitter, a lo que ha respondido otro con un oscuro deseo: "Como cabe la posibilidad de que sigan los pasos de sus padres, no voy a llorar si no salen del hospital. Justicia divina lo llaman".

Cabe destacar que Pablo Iglesias e Irene Montero llevan meses sufriendo todo tipo de acoso a las puertas de su casa por parte de la extrema derecha, que se reúne para lanzar proclamas y amenazas en contra de los de Podemos. Tanto es así, que incluso tuvieron que cancelar unos días de descanso junto a sus tres hijos pequeños en Asturias después de que se filtrara el lugar en el que se encontraban y se conviertieran, de nuevo, en objeto de amenazas. 

Artículos recomendados

Comentarios