Un helicóptero se estrella contra un rascacielos de Mahattan y deja al menos un muerto

Un helicóptero se estrella contra un rascacielos de Mahattan y deja al menos un muerto

"Ha sonado como una explosión y después hemos notado un pequeño terremoto", relata una de las personas que se encontraba en el interior del edificio.

Manhattan ha revivido los peores presagios del 11-S. Durante la mañana del lunes -hora local-, el impacto de un helicóptero contra un rascacielos de Nueva York ha dejado al menos un muerto -el piloto- y ha despertado todas las incógnitas.

Pero poco después, la policía ha descartado el atentado terrorista y ha achado todos los hechos a un accidente. Según las conclusiones de las autoridades, el piloto Tim McCormack y único ocupante, tuvo un problema durante el vuelo y avisó de sus intenciones de hacer un aterrizaje forzoso.

La idea de McCormack pasaba por estacionar el helicóptero sobre la azotea de un rascacielos de Manhattan. Sin embargo, un fallo provocó que estallase contra el cuerpo del edificio, situado entre las calles 51 y 52, provocando un incendio que duró alrededor de 11 minutos.

A pesar de lo aparatoso del accidente, ninguna de las personas que se encontraba en el edificio tuvo problemas de gravedad. Se ha desalojado a más de un centenar de personas.

"Si eres neoyorquino, todos tenemos un cierto nivel de estrés postraumático. Recuerdo esa mañana de 2001 perfectamente"

Las personas que se encontraban en el interior del edificio han asegurado que primero notaron un impacto y, posteriormente, cómo la estructura del edificio se zarandeaba. Todos se temieron lo peor hasta que finalmente consiguieron salir de la estructura.

Los temores sobre un posible atentado se han disipado con el transcurso de las investigaciones. Sin embargo, el gobernador del Estado, Andrew Cuomo, supo condensar el temor que aún padece la población: "Si eres neoyorquino, todos tenemos un cierto nivel de estrés postraumático desde septiembre de 2001. Recuerdo esa mañana perfectamente", confesó ante los medios de comunicación.

A pesar de que el gobernador ha descartado la motivación terrorista, el alcalde la localidad ha mostrado cierta equidistancia: "Se trata de un extraño incidente, hay algo misterioso en ello, pero no tenemos indicación alguna de que trate de un acto de terrorismo, no existe amenaza alguna en la ciudad, ni peligro para los neoyorquinos".

A tres avenidas de la torre Trump

El helicóptero estalló en un área situada a tres avenidas de distancia de la famosa torre Trump, emblema del imperio económico controlado por el actual presidente de los Estados Unidos.

Según recogen las primeras investigaciones, el piloto desplegó del helipuerto de la zona de la calle 34 y se dirigió hacia la base de Nueva Jersey. Se trata de un desplazamiento que, por norma general, se produce rodeando la isla. 

Las hipótesis señalan que el helicóptero sufrió algún tipo de problema durante su travesía y que el piloto buscó el mejor área para intentar un aterrizaje de emergencia. Sin embargo, no alcanzó la cima del rascacielos y finalmente impactó contra el cuerpo de la torre. Se baraja la posibilidad de que el mal tiempo pudiera haber dificultado el pilotaje del avión y desencadenar el accidente, según han citado los medios locales.

Comentarios