Hazte Oír entra en cólera y lanza un nuevo autobús antifeminista

Hazte Oír entra en cólera y lanza un nuevo autobús antifeminista

El grupo radical ultracatólico recurrirá la decisión del Ministerio del Interior de retirarles la declaración de utilidad pública.

A veces, la libertad y la diversidad ganan al odio. Hazte Oír, grupúsculo ultracatólico, ha tenido que hacer frente a las consecuencias de una de sus campañas más polémicas. Cuando decidieron pasear por las calles de España un autobús atacando directamente a los menores transexuales consiguieron una importante repercusión mediática y política que les situó en el ojo del huracán. Con ello, se conocieron turbios detalles de la organización, así como que gozaba de la declaración de utilidad pública, concedida por el PP en el 2013, con los beneficios fiscales que ello conlleva.

Se abrió entonces el debate sobre si una organización como Hazte Oír debe mantener la categoría de utilidad pública teniendo en cuenta sus mensajes de odio. Mientras el grupo hacía todo lo posible por seguir llamando la atención sacando su autobús hasta fuera de España, el Ministerio del Interior acordó iniciar el procedimiento de revocación de la declaración de utilidad pública.

Finalmente, el departamento dirigido por Fernando Grande-Marlaska retiró esta consideración dado que los mensajes difundidos en su polémica campaña del autobús tránsfobo son "atentatorios contra determinadas personas, colectivos y entidades". La resolución concluye que es "incompatible con la utilidad pública la promoción de las propias ideas de forma extralimitada en que hizo HazteOir, faltando al respeto y a la dignidad de las personas o colectivos que en nuestras sociedad tienen una concepción distinta en materia de orientación sexual".

Medidas legales y nuevo autobús de odio

Ignacio Arsuaga contra el autobús tránsfobo de Hazte Oír "Ignacio Arsuaga contra el autobús tránsfobo de Hazte Oír"

Ante el anuncio de la retirada de la declaración de utilidad pública, Hazte Oír ha entrado en cólera y ya ha anunciado recurso. Según recoge Actuall, medio que utilizan como altavoz, Ignacio Arsuaga, presidente de la asociación ultraconservadora, considera que "estamos ante una persecución política e ideológica en toda regla".

"Si la pluralidad social, política, ideológica y religiosa es el fundamento de nuestro sistema constitucional, ¿cómo se puede sancionar a Hazte Oir retirándole la declaración de utilidad pública con el argumento de que su forma de pensar ha molestado a algunos? Esta manera de argumentar es propia de las dictaduras, pero no de las democracias", denuncia Arsuaga.

Así, ha anunciado que van a recurrir la resolución a los tribunales y han anunciado que pondrán en circulación un nuevo autobús de odio: "vamos poner en circulación en las próximas semanas un nuevo autobús contra el feminismo radical y la ideología de género".

Comentarios