Buscar
Usuario

Vida

El hambre aumenta: el mundo no podrá alimentarse en 2027

La escalada de conflictos y los efectos del cambio climático con el aumento del CO2 son las principales causas.

El ser humano continúa empeñado en destruirse a sí mismo. Durante siglos, poblaciones enteras han quedado devastadas por los efectos de las guerras. Ahora, a los conflictos bélicos hay que sumarle la sobreexplotación a la que se está sometiendo a la Tierra de sus recursos naturales que amenaza con convertir las plantas fundamentales para la supervivencia en comida basura.

Pese a la existencia de evidencias, aún hay quienes se atreven a negar el impacto de la Humanidad como principal causa de los efectos del cambio climático. Y lo niegan como si no se tratara de un problema vital, como el mismísimo presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

Incapacidad para alimentarnos en 10 años

En 10 años habrá un déficit calórico que provocará un aumento de las hambrunas "En 10 años habrá un déficit calórico que provocará un aumento de las hambrunas"

Una empresa de big data agrícola, Gro Intelligente, afirma que en 2027 la población mundial no será capaz de alimentarse, pese a que la FAO advirtió que sería en 2050. Sin embargo, Sara Menker, fundadora y directora de la compañía, afirma que las estimaciones de la FAO eran más positivas debido a que se basan en el peso de la comida y no en el valor nutricional de los alimentos. Dentro de 10 años, asegura, habrá un déficit calórico de 214 trillones de calorías.

Según Menker, existen diferentes soluciones a la pérdida de calorías de los alimentos: reformar la industria agrícola de África y la India debido a su creciente demanda, el modo de comprar y consumir de la gente reduciendo los desperdicios y mejorando la infraestructura de las cosechas.

Mayor obesidad y problemas de salud

El aumento de CO2 provocará el aceleramiento de la fotosíntesis "El aumento de CO2 provocará el aceleramiento de la fotosíntesis"

Por otro lado, un reportaje de POLITICO denominado The Great Nutrient Collapse ha determinado que el aumento de dióxido de carbono en la atmósfera está provocando que se acelere el proceso de fotosíntesis de las plantas, lo que produce un aumento de hidratos de carbono y una reducción de las proteínas y los minerales. Esto conllevaría a problemas cardiovasculares y de obesidad.

Plantas básicas como el trigo, el arroz o las patatas reducen entre un 6% y un 8% los minerales y las proteínas cuando se exponen a altos niveles de CO2. Algo que será muy común en un futuro no muy lejano. Un estudio publicado en 2014 del matemático Irakli Loladze confirma este hecho y relaciona directamente las consecuencias del cambio climático con el impacto de este sobre el proceso de crecimiento de las plantas.

Loladze denuncia que nadie se está encargado de estudiar este impacto debido a que se requieren conocimientos de agricultura, nutrición y matemáticas y hasta ahora no hay mayor interés entre los estos últimos para solucionar este problema de salud que tendrá la Humanidad si continúan aumentando los niveles de CO2.

Si empezamos ahora, podemos tardar entre 15 y 20 años desde que se desarrolle algo en un laboratorio hasta que se implante para probar su funcionalidad

El trabajo desarrollado por Loladze captó el interés de Lewis Ziska, fisióloga del Servicio de Investigación en Agricultura del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos. La investigación llevada a cabo por Ziska sobre el impacto del aumento de CO2 en la planta solidago -principal fuente de proteínas de las abejas- que solo ha sido alterada por los cambios de la climatología, podría haber dado con la clave que explique el aumento de las muertes de las abejas en los últimos años. Además, asegura que si se comenzase a utilizar las herramientas oportunas ahora, "podríamos tardar entre 15 y 20 años desde que se desarrolle algo hasta que se implante".

El hambre aumenta por primera vez en 15 años

El número de seres humanos que no comen las calorías suficientes para sobrevivir ha aumentado y ya son más 815 millones de personas -38 millones más que hace un año-, casi los mismos habitantes de Europa y Estados Unidos juntos. Los conflictos bélicos y las transformaciones en la naturaleza mediante sequías, inundaciones y fuertes tormentas debido a los efectos del cambio climático, han roto la tendencia a la baja y por primera vez desde 2003 más personas pasan hambre.

El cambio climático provoca hambrunas debido a sequías e inundaciones "El cambio climático provoca hambrunas debido a sequías e inundaciones"

Este hecho se ha recrudecido en países como Sudán del Sur, Yemen, Somalia y el norte de Nigeria. Las guerras en las que viven sumergidos cada día sus ciudadanos y los impactos climáticos sobre su agricultura explican esta tendencia al alza, según un informe de la FAO y otras agencias de la ONU. Además, el porcentaje de hambruna aumenta en cuatro décimas hasta el 11% de la población mundial en tan solo un año. Pese a este crecimiento porcentual, en el año 2.000 se elevaba hasta el 14,7% de la población.

Acabar con el hambre: voluntad política mundial

En 2015, el objetivo número dos de la ONU era acabar con el hambre, conseguir la seguridad alimentaria global y mejorar la nutrición mediante una agricultura sostenible hacia 2030. Que se consiga es una cuestión de voluntad de todo los políticos. Si se quiere, se puede. El planeta alberga suficientes recursos para los más de 7.500 millones de habitantes pero la mala distribución y el derroche de recursos de los países más ricos provoca que millones de seres humanos no puedan comer lo mínimo como para sobrevivir.

Artículos recomendados

Comentarios