La Guardia Civil ve indicios de que Ana Julia pudo matar a su primera hija hace 22 años

La Guardia Civil ve indicios de que Ana Julia pudo matar a su primera hija hace 22 años

La pequeña de cuatro años se precipitó por una ventana en 1996 y el caos se dio por cerrado.

Noticias Víctor Mopez Víctor Mopez 25 Septiembre 2018 11:53

Un informe de la Guardia Civil, incluido en el sumario del asesinato del pequeño Gabriel, ahonda en la hipótesis de que Ana Julia Quezada, la asesina confesa del niño, pudo haber matado a Ridelca, su propia hija, en 1996, según avanza elPeriódico. El caso fue archivado ya que fue tipificado con un accidente.

La niña de cuatro años se precipitó por la ventana de la habitación de su hermana del séptimo piso de su casa de Burgos durante la madrugada. Ana Julia, por aquel entonces, declaró a las autoridades que su hija era sonámbula y que todo fue causa de un fatal accidente. La Guardia Civil, tras la advertencia por parte de Quezada de "diversos" episodios de sonambulismo de Ridelca, decidió cerrar el caso. Sin embargo, el nuevo informe dicta "la dificultad de que una niña de solo cuatro años en estado de sonambulismo, que nunca había padecido, se precipitara desde un edificio".

Versión inverosímil

Ana Julia Quezada "Ana Julia Quezada"

La Guardia Civil va más allá y describe lo inverosímil del hecho: la niña -en estado de sonambulismo-, tuvo que subirse a una mesa y después abrir dos ventanas antes de saltar al vacío, esto último "requiere de cierta maña y fuerza", según el informe. En ese momento, solo estaban en la casa Ana Julia, Ridelca y Judit, la bebé que tenía con Miguel Ángel, el que fuera su marido en aquellos años.

Durante la investigación del pequeño Gabriel, el propio Miguel Ángel declaró a las autoridades: "Mientras convivió conmigo, Ridelca no sufrió ningún episodio de sonambulismo ni estaba medicada por ello. Días después de que muriera, Ana Julia me comentó que la había sorprendido entre una de las ventanas."

La Policía, en su día, no pudo tomar declaración a Ana Julia porque, según ella, sufría una "situación de estrés-traumática". José Ángel Alonso, un pariente de Ana Julia, describe cómo variaba constantemente la versión del accidente: "En una versión decía que la ventana de la casa estaba abierta, en otra decía que estaba cerrada... Nos resultó raro, pero el juez dijo que había sido un accidente y así se quedó".

Ahora, años después, se abren de nuevo todas las hipótesis de ese supuesto "accidente" de Ridalca, la hija de Ana Julia.

Comentarios