La Guardia Civil alerta sobre una nueva estafa por correo electrónico que puede arruinarte

La Guardia Civil alerta sobre una nueva estafa por correo electrónico que puede arruinarte

La Guardia Civil ha alertado sobre una nueva estafa por correo electrónico en la que se suplanta la identidad de BBVA para robar datos personales.

Con las nuevas tecnologías, la vida ha cambiado. Ya se puede comprar por internet, conocer gente con el móvil o comunicarse por redes sociales. Pero los delincuentes tampoco desaprovechan estas oportunidades y los robos y las estafas en la red están a la orden del día.

La Guardia Civil ha alertado de un nuevo timo por correo electrónico que cada vez abunda más. Un mensaje está llegando a las bandejas de entrada personales haciéndose pasar por el banco BBVA con una dirección falsa. En el cuerpo del mensaje hay una alerta de seguridad que pide que se acceda a un enlace para confirmar los datos personales, y así poder robarlos.

"Los correos detectados en esta nueva campaña maliciosa que suplantan a la identidad del BBVA se identifican porque llevan el siguiente asunto: 'Banca Online de BBVA'. No se descarta que se puedan estar utilizando otros asuntos de características similares. El contenido del correo informa al usuario de que su información de seguridad no se ha actualizado correctamente y que es necesario que actualice sus datos lo antes posible, si no quiere que su cuenta quede suspendida" informa la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI), quien además pide más precaución para detectar estas farsas en los móviles, donde la similitud es aún mayor.

Las recomendaciones de la OSI

Cada vez son más comunes estas suplantaciones de identidad de ciertas empresas que envían correos a usuarios aleatorios para asustarlos y así poder robar los datos personales o bancarios.

La OSI asegura que, en este caso, cualquier cliente de BBVA podría caer en este timo. Por ello, es recomendable estar alerta y tomar precauciones: no abrir correos de desconocidos o que no se hayan pedido, eliminarlos, asegurarse de qué enlaces o archivos adjuntos abrir, no facilitar ningún dato por internet y, cuando se tenga alguna duda, consultar a los medios oficiales o hacer una búsqueda exhaustiva de su caso en internet para corroborar la estafa.

Comentarios