'Golpe de estado' contra Jeremy Corbyn en el laborismo británico tras el Brexit

'Golpe de estado' contra Jeremy Corbyn en el laborismo británico tras el Brexit

El nuevo líder de la izquierda británica podría tener los días contados tras una increíble y rápida pérdida de apoyo popular tras los resultados del referendum de la Unión Europea.

Política 26 Junio 2016 19:37

Muchos le llamaban "el Pablo Iglesias inglés" tras llegar a lo más alto del partido laborista británico tras el descalabro de las últimas elecciones generales con un mensaje contrario a la austeridad de David Cameron. Pero el terremoto del Brexit está a punto de acabar con él.

Jeremy Corbyn parece tener los días (o las horas) contadas tras el dramático resutlado de permanencia en la Unión Europea que dio la victoria al "brexit".

1 ¿Qué ha pasado en la izquierda británica?

Los resultados del referendum han sorprendido a casi todos, especialmente en su composición demográfica. El partido laborista, a diferencia de los tories, estaba más o menos unido a la hora de pedir la permanencia en la Unión Europea.

Sin embargo, tras los resultados del jueves, se observa cómo muchas de las zonas trabajadoras del Reino Unido, allí donde los laboristas siempre han conseguido grandes mayorías de votos, el "no" a la UE ganó en el referendum. El mensaje era claro: muchos de los votantes por salir de la Unión Europea eran laboristas desencantados en el sistema.

2 ¿De qué se acusa a Jeremy Corbin?

Básicamente, de dos cosas. La primera, y tal vez la más grave, de no haber hecho lo suficiente en la campaña por permanecer en la Unión Europea. Los miembros de su partido califican su actuación como "tibia" y empiezan a salir correos a la luz de la planificación de la campaña del referendum en la que Corbyn se negaba a participar en determinados actos, a hablar de inmigración, o a realizar una campaña más intensa a favor del "sí". Se le acusa también de haber perdido el contacto con la realidad trabajadora británica más allá de Londres.

Jeremy Corbyn en un acto a favor de quedarse en la Unión Europea "Jeremy Corbyn en un acto a favor de quedarse en la Unión Europea"

La segunda, es que el partido laborista ve incapaz a Corbyn de comandar una campaña electoral inminente, teniendo en cuenta que casi todos dan por descontado que habrá elecciones a finales de 2016 o principios de 2017. Algunos laboristas hablan incluso de que el resultado podría ser peor que el de las últimas elecciones y urgen encontrar "sangre nueva" con "fuerza" para afrontar el nuevo ciclo electoral inminente.

3 ¿Qué ha pasado este domingo?

En el Reino Unido, la oposición tiene todo un "gabinete a la sombra": cada ministro del Gobierno tiene un "shadow Minister" en la oposición coordinados por el líder la oposición, en este caso Jeremy Corbyn. En la madrugada del sábado al domingo, Hilary Benn se enfrentó a Corbyn advirtiéndole que, a su juicio, no tiene lo que hay que tener para liderar el partido laborista en este nuevo escenario.

La respuesta de Corbyn, a primera hora de la mañana, ha sido anunciar el fulminante despido de Hilary Benn de su gabinete. Tras este despido, multitud de miembros de su equipo han ido presentado su dimisión a lo largo del día. Cada dos o tres horas, mediante comunicado, para mantener una atención mediática que sigue pegada al televisor y a internet tras los resultados el referendum. A esta hora, Corbyn ya ha perdido a 11 miembros de su gabinete y se estima que podría llegar a perder hasta la mitad en las próximas horas.

4 ¿Qué va a pasar ahora en la izquierda británica?

Por ahora Corbyn se enroca en mantenerse en el liderazgo laborista e incluso ha decidido convocar manifestaciones de apoyo, pero su situación es muy delicada. Este domingo han surgido nuevas encuentras en las que se pide un cambio en los mandos del laborismo. Y, además de las dimisiones de su equipo, numerosos miembros del partido laborista están también pidiendo que Corbyn dimita. Piden además que le sustituya un europeísta que intente frenar decididamente el Brexit tras unas futuras elecciones.

Si Corbyn no dimite tendrá muy difícil mantener unido a un partido laborista que, en buena parte, le acusa de la deriva que el país está viviendo tras el Brexit.

Comentarios