Buscar
Usuario

Política

El nuevo gobierno de Pedro Sánchez y un regalo (quizás) envenenado

El nuevo gobierno de Pedro Sánchez puede provocar todo un giro en las próximas elecciones.

La llegada de Pedro Sánchez a La Moncloa, vía moción de censura, puede convertirse en un futuro problema para el dirigente socialista. En Ferraz reconocen que afrontan la investidura con gran euforia, pero no aún no saben qué sucederá a partir de entonces.

El problema de Sánchez se traduce en dos situaciones: contar con tan solo 85 diputados en el Congreso y sustentar su apoyo en 10 partidos diferentes (con intereses e ideologías distintas).

Pedro Sánchez recibirá todo tipo de críticas "Pedro Sánchez recibirá todo tipo de críticas"

El mayor problema que entraña este futuro Ejecutivo se centra en dos problemas: el PDeCAT y ERC. En pleno desafío catalán, los apoyos no son gratuitos y, seguramente, exigirán concesiones para mantener a Sánchez en el poder. No olviden que hay que aprobar unos presupuestos para el próximo año si Pedro Sánchez quiere encarar un proceso electoral con medidas aplicadas.

A todo ello, se suma la aplicación del artículo 155. A pesar del apoyo de los socialistas, queda la incógnita en torno a si se volverá a activar si el nuevo Govern decide retomar la senda de la ilegalidad.

Por otro lado, la compleja aritmética parlamentaria lleva a que el nuevo gobierno se vea obligado a conceder todo tipo de beneficios a formaciones autonónomicas, soberanistas e independentistas. En este sentido, Compromís ya ha anunciado que forzará una nueva financiación. Algo que podría ir en detrimento del resto de autonomías.

Presupuestos

A parte de la incógnita sobre el futuro presupuesto que aprobará el gobierno socialista, también hay dudas en la manera que se aplicará un presupuesto que no ha sido elaborado por el nuevo Ejecutivo. Se trata de una situación inédita en nuestra democracia.

Algunos puntos, como las pensiones, son especialmente sensibles para las formaciones progresistas, que siempre abanderaron la oposición como defensores de este tipo de causas.

Sánchez gobernará con unos presupuestos elaborados por el PP "Sánchez gobernará con unos presupuestos elaborados por el PP"

"Nos tenemos que comer estos presupuestos, pero no tendremos a ningún corrupto", espetó el líder de Podemos, Pablo Iglesias, en su comparecencia en la primera jornada de la moción de censura.

Quizás sea el argumento de la formación morada, pero habrá que ver cómo se gestiona unas cuentas diseñadas por el PP en un ministerio controlado por Pablo Iglesias: todo prevé que habrá un gobierno de coalición.

"Abandona el centro político"

Precisamente este último punto, puede ser peligroso de cara a las próximas elecciones. El PSOE repite la tradicional coalición con Izquierda Unida, pero con un partido que ahora cuenta con mayores perspectivas de voto.

Tanto PP como Ciudadanos pueden vender el cambio como el abandono del centro político. "Gobierno Frankenstein" o "Gobierno con 22 partidos", será el argumento para vender a Pedro Sánchez como responsable de una hipotética inestabilidad política.

El acuerdo con Podemos y los partidos nacionalistas ayudará a situar al PSOE en el ala izquierda y dejará que Ciudadanos ocupe todo el centro político de cara al electorado: una posición idónea para ganar elecciones. Bildu, en este caso, será un argumento que se utilizará durante los próximos meses.

Por otro lado, la denominada 'política del miedo' sirve para que alejar al votante medio de los socialistas. Sobre todo a aquellos ciudadanos conservadores o de mayor edad, menos dispuestos a cambios.

Puede victimizar al PP y a Ciudadanos

PP y Ciudadanos mantendrán una posición dura frente al Gobierno "PP y Ciudadanos mantendrán una posición dura frente al Gobierno"

El Partido Popular puede intentar victimizarse y vender la posibilidad de que el resto del arco parlamentario ha decidido terminar con su gobierno. Para ello, sigue la política del miedo y el argumento de que 'han mejorado la economía'.

Por otro lado, Ciudadanos continuará asegurando que buscan adelantar las elecciones y que PSOE y Podemos lo han bloqueado.

Beneficios

A pesar de todo, el PSOE cuenta con beneficios de cara a las nuevas elecciones. Entre ellos, convertirse en una auténtica alternativa de gobierno, dejando en un segundo plano a Podemos.

Por otro lado, los socialistas dejan atrás la última etapa de completa irrelevancia política, que había llevado a una desmovilización de votantes y a la pérdida de apoyos de la izquierda.

Artículos recomendados

Comentarios