Buscar
Usuario

Política

El general retirado que fichó VOX sugiere un "golpe de Estado" contra Pedro Sánchez

Fulgencio Coll Bucher, ex jefe del Ejército de Tierra, ha hecho un llamamiento contra Pedro Sánchez, considerándolo "un problema para la seguridad".

El general retirado que fichó VOX sugiere un "golpe de Estado" contra Pedro Sánchez

Fulgencio Coll Bucher fue jefe del Ejército de Tierra entre 2008 y 2012; ahora un general retirado de cuatro estrellas y alto rango que fichó VOX. Fulgencio es portavoz de la formación ultraderechista en el Ayuntamiento de Palma de Mallorca y escribió un artículo para El Mundo Baleares el pasado miércoles 18 de diciembre que titulaba como "Pedro Sánchez, un problema para la seguridad nacional".

En dicho artículo, Coll considera que la investidura de Pedro Sánchez es "un problema para la seguridad" e insta a "los poderes del Estado" a actuar. Sus palabras, como no podía ser menos, se han esparcido como la pólvora y en algunos sectores del Ejército se han hecho eco de las mismas.

Además, también ha llegado a oídos de algunos políticos como Emilio Delgado, diputado en la Asamblea de Madrid por Más Madrid, que ha declarado que "si eso no es llamar a un golpe de Estado...". "Esta gente es ridícula y pueden hasta llegar a hacer gracia. Pero son peligrosísimos", concluía.

España, enferma

Coll tiene 71 años y está retirado, por lo que tiene plena libertad de expresión y no está sujeto a las leyes disciplinarias castrenses. En su artículo, Fulgencio cuestiona incluso la legitimidad de la representación política actual, alegando que "un número desproporcionado de partidos con representación afecta a la legitimidad".

Según él, "España está políticamente enferma desde hace años", concretamente desde 2004, cuando llegó Zapatero a La Moncloa: "Con Rodríguez Zapatero se abrió una época de políticos de segunda generación, que confunden la política con la técnica electoral, la frivolidad con algo consustancial a la acción de gobierno, la obsolescencia ideológica como base del pensamiento político y el adanismo como principio de actuación sin poseer experiencia vital", declaró.

No obstante, sus mayores ataques van hacia Pedro Sánchez, al que acusa de "confundir una situación de insurgencia organizada con una alteración del orden público", refiriéndose así a las protestas en Cataluña a raíz del procés; de considerar "opcional su promesa de defender la Constitución"; o de caer "en la utilización de medios y actos de Estado como propaganda electoral", alegando, además, que "puede constituir actos contra la seguridad del Estado".

Se apoya a su vez en el artículo 102 de la Constitución española, que permite que a iniciativa de la cuarta parte de los diputados y por mayoría absoluta del Congreso, el presidente el Gobierno sea acusado ante la Sala Segunda del Supremo "por traición o cualquier otro delito contra la seguridad del Estado".

El que fue jefe del Ejército pide a "los partidos constitucionalistas, incluido el PSOE", que no faciliten la investidura de Sánchez, ya que el cambio de legislación, "para cumplir las condiciones de los sediciosos [en alusión a ERC] es más que una posibilidad". "Los poderes del Estado", concluye, "no deben permitir esta actuación lesiva y [deben] proceder a constatar si la conducta del candidato incurre en responsabilidad criminal. Estamos ante un problema de seguridad nacional".

Ante tales palabras, el propio líder de VOX, Santiago Abascal, citó un artículo explicativo de El País, alegando que "les preocupa que España se defienda ante la imposición de una dictadura progre. Hacen bien en preocuparse, porque España se va a defender", alegó.

Artículos recomendados

Comentarios